Lizzo, la estrella pop que hace frente a los estereotipos

La intérprete de "Truth Hurts" es un ícono para millones de personas en el mundo.

328
Lizzo
Foto: @lizzobeeating / Instagram

Hace dos años, los editores de The Cut hicieron una predicción: “Es solo cuestión de tiempo para que todos amen a Lizzo”. Tenían razón. Ella alcanzó la fama mundial en 2017, le hizo frente a los estereotipos de la industria y al día de hoy sigue siendo una de las cantantes más consentidas.

Sucede que Lizzo pasó de ser una artista con un toque indie a encabezar las listas de Billboard en el número uno por su sencillo Truth Hurts, considerado un himno. Pero también se convirtió en una artista amada por su gran carisma y personalidad, para millones, una ídola.

eee

Se enfrenta al cánon

Amada por su enfática positividad, Lizzo cultivó una marca en su audaz sentido del humor y su incansable amor propio. Era una mujer negra corpulenta, y no tenía vergüenza en decirlo, o en hacer alarde de su orgullo por sí misma. Ella rompió el canon de belleza y le encantó.

“Sentí esta [frustración] con la forma en que me percibían durante toda la escuela secundaria y durante gran parte de mi vida. Hasta que estaba como, a la mier**. Solo necesito ser innegable. No se trata de que yo sea grande. Se trata de que yo sea yo. Todos ustedes se van a quedar con esta pe** mala. Obtendrás estos bops y obtendrás este espectáculo. Y vas a conseguir tu vida al recibirla”, le dijo Lizzo a Sam Smith en una entrevista para V Magazine en 2019.

Si bien puede resultar para ciertos sectores “incómoda” la manera en la que Lizzo se presenta en redes sociales, donde es conocida por publicar fotografías atrevidas en apoyo al body positive, recibe oleadas de elogios de sus fanáticos por abrazar su sexualidad y mostrar su cuerpo sin temor al qué dirán.

Lizzo, de 31 años, cuyo nombre real es Melissa Jefferson, lanzó Juice, un sencillo defendido por su mensaje de amor propio y un peculiar video musical. Desde ese momento, quizá mucho antes, ella ha luchado por crear oportunidades y que se abran las puertas a mujeres negras y de talla grande.

En definitiva, Lizzo es una artista de talla grande, pero no por su físico, sino por las grandes cosas que ha hecho en la música y por la lucha que sigue realizando para abrir la mente de millones de personas.

También te puede interesar:

Cineteca Nacional presenta “Muestra Mujeres documentalistas en México”

Marwa Elselehdar, la primera mujer capitana en navegar por el Canal de Suez padece las fake news

Actrices que nos recuerdan que la belleza es diversa

¿Empodera u objetiviza a la mujer? El dilema de OnlyFans

VIBEtv