¡Piérdele el miedo! Este es el ABC de las copas menstruales

Las copas menstruales son cómodas, seguras y económicas, por lo que representan una excelente opción.

461
Copa menstrual
Foto: Pexels

Es ecológica, económica a largo plazo y, una vez que se tiene práctica, bastante cómoda y fácil de usar, ¿sabes de que te estoy hablando? Claro, de la copa menstrual, ese pequeño objeto que cuando llega a tu vida te cuestionas porque no la habías probado antes.

Es cierto que no es una regla que a todas les acomode este método de gestión menstrual, aunque puede ser que muchas veces sea por miedo o desconocimiento que el primer paso para adquirirla y luego para usarla sea el más complicado, por eso te contamos

¿Cómo funciona y de qué está hecha?

La Revista Ginecología explica que la copa menstrual es un recipiente con forma de campana que puede estar hecho de goma, silicona o latex; se coloca dentro de la vagina durante la menstruación y se queda ahí para hacer su trabajo gracias a la fuerza de succión.

¿Cómo se desinfecta?

Antes de usarla y después de cada periodo, debes esterilizar tu copa poniéndola en agua hirviendo durante tres a cinco minutos.

Sin embargo, durante tu ciclo menstrual basta con que la retires, la enjuagues con agua y te la vuelvas a insertar.

¿Cómo se coloca?

Al principio puede parecer algo amenazante pensar que debes colocarla en tu vagina, sin embargo, es más fácil de lo que piensas y aunque en un comienzo puede resultarte incomodo muy pronto te darás cuenta de la maravilla que adquiriste.

Los pasos son sencillos, primera lava bien tus manos, dobla tu copa esterilizada por la mitad, o también puedes hacer un corte en “V” o aplanarla, lo que te parezca más fácil.

Coloco tienen en una posición cómoda como sentada, ligeramente agachada o con un pie sobre alguna superficie más elevada e inserta la copa menstrual en la vagina.

¿Durante cuántas horas se puede usar?

Una vez dentro de la vagina, la copa menstrual volverá a tomar su forma, hará succión y permanecerá en el sitio si fue bien colocada. La copa puede utilizarse hasta por 12 horas seguidas, dependiendo del flujo menstrual.

¿Cómo se almacena?

Luego de que termine tu periodo menstrual esterilizas tu copa y la guardas en un empaque exclusivo para esta en un lugar fresco y seco.

¿Cuál es su tiempo de vida?

Según la Revista de Ginecología su tiempo de vida útil es de hasta 10 años, por lo que te ahorrará mucho dinero en tampones o toallas sanitarias.

¿Qué costo tiene?

Depende de la marca, sin embargo, los costos oscilan entre los 500 y 800 pesos, aunque puede haber algunos paquetes que incluyen más de una copa u otros productos para almacenarla o desinfectarla, en los que el precio se eleva.

¿Es segura para mi cuerpo?

Según la revista especializada es incluso más saludable que los tampones o las toallas sanitarias, pues al utilizar estos la sangre se queda en toda la vulva, lo que genera sudor, calor y humedad extra, situación que puede provocar infecciones.

¿Cómo se cuál es la ideal para mí?

Elige la del material que te parezca más adecuado para ti, una opción puede ser la silicona, que es el más utilizado para las copas menstruales pues es seguro y compatible con el cuerpo humano, explica Salud Mapfre.

En cuanto al tamaño, generalmente existen solo tres S, M y L, el primero generalmente es para adolescentes; el segundo es de los más usados, está indicado para las mujeres de entre 20 y 30 años que no han tenido hijos por parto natural, mientras que la L es para quienes ya han tenido hijos.

¿Cuáles son sus ventajas sobre otros métodos de gestión menstrual?

Entre las ventajas se encuentran:

Se puede usar para realizar cualquier ejercicio, incluso natación, y no tendrás ningún derrame.

No tienes que estarte cambiando constantemente la copa menstrual, lo que te evitará esa incomodidad.

Apoyas el cuidado del medio ambiente al utilizar un producto reutilizable en lugar de los desechables.

Ahorras dinero, pues su tiempo de vida útil es bastante largo.

No se expiden olores desagradables, pues la sangre no tiene olor, sino que estos se crean con el contacto de otros productos de gestión menstrual.

Te la puedes quitar y colocar mientras te bañas, lo que hará más cómodo el proceso.

También te puede interesar:

5 razones para perderle el miedo al vibrador

Cinco tabúes sobre la masturbación femenina que deben quedar atrás

¿Qué es la violencia emocional y cómo reconocerla?

Modelos curvy que rompen con décadas de estereotipos

VIBEtv