Allison Mack, la actriz de “Smallville” que se volvió reclutadora en NXIVM

La actriz era uno de los miembros principales del conocido culto sexual.

453
Keith Ranier y Allison Mack
Foto: Nathan Baker / YouTube

Al inicio de los 2000, la actriz Allison Mack se convirtió en un ídolo de millones de adolescentes gracias a su papel como Chole Sullivan en la serie Smallville. Por lo mismo, nadie imaginó que ella formara parte del culto sexual NXIVM… pero así fue.

Mientras que Allison Mack participó en diversas películas para televisión durante la década de los 90, como Stolen Memories: Secrets From the Rose Garden, no fue hasta que apareció en Smallville, la serie sobre Superman que se transmitió del 2001 al 2011, que se volvió mundialmente famosa.

Pese a su fama, Mack buscaba conectarse con algo y fue así como terminó fascinada por una organización que se promocionaba a sí misma como un programa de mentores. Fue su compañera de reparto, Kristin Kreuk, quien la adentró en ese mundo.

La llegada a una secta sexual

Kreuk llevó a Mack a su primera reunión de Jness, un grupo de mujeres bajo el paraguas de NXIVM, en 2006. Allison disfrutó de la atención de Nancy Salzman, quien cofundó esta última organización con Keith Raniere, y desde ese momento se volvió parte de ella.

En 2017, New York Times expuso que NXIVM era una organización y culto que forzaba a sus reclutas femeninas a la esclavitud sexual. Dos años pasaron para que su fundador, Raniere, fuera condenado por crimen organizado y tráfico sexual.

Durante este tiempo salieron a la luz los nombres de personas famosas que eran parte de NXIVM, pero ninguno sorprendió más que el de Allison Mack, quien resultó ser un miembro de alto rango dentro del culto sexual y responsable de reclutar mujeres para ser esclavas y marcarlas.

Se declara culpable

En 2019, Allison Mack se declaró culpable de conspiración de crimen organizado y extorsión, y enfrenta hasta 20 años de prisión.

“Me uní a NXIVM primero para encontrar un propósito. Estaba perdida y quería encontrar un lugar, una comunidad en la que me sintiera cómoda”, dijo la actriz entre sollozos durante la audiencia de declaración de culpabilidad en la corte federal de Brooklyn.

La joven aseguró que estaba “realmente muy arrepentida” y asumió la responsabilidad de sus acciones.

Mientras Mack espera la sentencia, que se retrasó debido a la pandemia de COVID-19, ha sido nombrada como acusada junto con Raniere y otros miembros en una nueva demanda que acusa a NXIVM de realizar experimentación ilegal en humanos y explotación de sus reclutas femeninas.

También te puede interesar:

Confirma FGE detención de José Elías Medel, exprecandidato de MC, acusado de pederastia

Eleazar Gómez obtuvo su libertad condicional tras reconocer agresión a Tefi Valenzuela

Si comprueban denuncias de acoso en mi contra, me caso con la víctima: profesor del IPN

Niegan acoso a conductora Fátima Segovia por botarga del “gato Silvestre”

VIBEtv