Dos mujeres más acusan al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, de acoso sexual

Cuomo enfrenta pedidos de renuncia en medio de una creciente lista de acusaciones de acoso sexual.

225
Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York
Foto: EFE

En un par de informes de noticias el sábado, dos ex asistentes del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lo acusaron de acoso sexual, un hecho que llevó a la líder de la mayoría del Senado del estado, Andrea Stewart-Cousins, a unirse a los pedidos para que Cuomo, un demócrata, renuncie.

“Por el bien del estado, el gobernador Cuomo debe renunciar”, dijo Stewart-Cousins, también demócrata, en un comunicado el domingo.

Hasta el domingo, cinco mujeres se han presentado para acusar a Andrew Cuomo de acoso sexual. Más recientemente, Ana Liss, exasistente de políticas y operaciones de Andrew de 2013 a 2015, le dijo al Wall Street Journal que el gobernador preguntó repetidamente sobre su vida personal, la tocó y en una ocasión incluso le besó la mano. Según el Journal, las acusaciones de Liss estaban respaldadas por recuerdos de varios exempleados anónimos.

Por otra parte, Karen Hinton, otra mujer que fue asistente de Cuomo, le dijo al Washington Post en un artículo publicado el sábado que éste la invitó a su hotel: le hizo preguntas personales sobre su matrimonio y la abrazó repetidamente de una manera que fue “muy larga, demasiado larga, demasiado apretada, demasiado íntima” cuando intentó irse.

“Me empujó hacia atrás para otro abrazo íntimo. Pensé que en ese momento podría llevar a un beso, podría llevar a otras cosas, así que me alejó de nuevo y me fui”, contó Hinton al Post sobre el encuentro.

Varias personas también confirmaron que Hinton les detalló el encuentro poco después de que ocurriera en 2000, y un amigo dijo que Karen estaba “realmente asustada”.

Rechaza acusaciones

La oficina de Cuomo ha desestimado ambas versiones en declaraciones al Wall Street Journal y al Washington Post, catalogando a Hinton como una conocida antagonista del gobernador que está intentando aprovechar este momento para ganar puntos baratos con acusaciones inventadas de hace 21 años.

Afirmando que los abrazos y los besos, los comportamientos que constituyen al supuesto contacto físico inapropiado y no deseado, son simplemente lo que la gente política suele hacer. Liss y Hinton están lejos de ser los únicas exayudantes que acusan a Cuomo de acoso sexual y mala conducta.

Ambas historias están respaldadas por cuentas anónimas adicionales de otras personas que han trabajado con o para Cuomo, incluida la de un funcionario federal que le dijo al Post que éste la besó en la mejilla frente a sus colegas poco después de que ella comenzó a trabajar en HUD.

Lindsey Boylan, ahora candidata a presidente del distrito de Manhattan, y Charlotte Bennett, acusaron a Andrew de acoso sexual. Una tercera mujer, Anna Ruch, que no trabajaba con Cuomo, relató que conoció al gobernador en la boda de un amigo y dice que intentó besarla.

También te puede interesar:

Melenie Carmona, hija de Alicia Villarreal, denuncia acoso sexual por parte de familiar

“De patitas a la calle”, escribe Pati Chapoy sobre Andrés Roemer en TV Azteca

“No se va a caer, lo vamos a tirar”: feministas rompen vallas del Palacio Nacional

VIBEtv