La poesía de las mujeres de la Generación Beat

Relegadas a la esfera privada las mujeres de la Generación Beat tuvieron poca visibilidad, aunque enunciaban discursos potentes.

58
Elise Cowen fue una escritora beat
Foto #EliseCowen / Instagram

Poco se habla de la poesía de las mujeres de la Generación Beat, sin embargo, el libro Beat Attitude de Bartleby Editores, hace una antología de las mujeres escritoras de este movimiento tan sonado y extravagante.

El Movimiento Beatnik que surgió en 1948 en Estados Unidos, cuyos exponentes literarios conocidos son Jack Kerouac, Allen Ginsberg, William Burroughs y Gregory Corso, han sido mencionados miles de veces como referencia a una época, pero las mujeres de la Generación Beat no son tan reconocidas como estos fueron los autores.

Las mujeres poetas beat

En los años 50 la situación de la mujer en la sociedad de Estados Unidos estaba estrictamente confinada a la esfera privada del hogar, la familia y los cuidados, por lo que no tenían cabida en el ámbito literario.

“Por la misma razón por la que tantas otras mujeres quedaron relegadas en la historia del arte y de la literatura, porque era la década de los cincuenta y se esperaba de las mujeres que se casarán y que tuvieran hijos, que cuidarán de su hogar y de su marido, que trabajaran lo justo sin dejar de lado nunca la casa”, menciona Annalisa Marí Pegrum quién hizo la traducción de esta antología.

Incluso Gregory Corso, uno de los integrantes del Movimiento Beat, el más joven, dijo al respecto de la situación de desigualdad de las mujeres poetas de su tiempo:

“Hubo mujeres, estaban allí yo las conocí, pero sus familias las encerraban en manicomios se le sometía a un tratamiento de electrochoque, en los años 50 si eras hombre podría ser un rebelde, pero si eras mujer, tu familia te encerraba” expresó sobre la difícil situación de las mujeres poetas de la Generación Beat.

Una de las mujeres reconocidas de esta época fue Diane di prima quien tuvo reconocimiento y aceptación en el mundo literario, sin embargo, es uno de los pocos ejemplos de esta generación, no obstante también hubo otros nombres de mujeres que también dejaron su huella.

Marge Piercy

Es una de las poetas feministas de los años 50 que posee un discurso potente y que sigue siendo vigente hoy día, escribió también obras de teatro, novelas, ensayos y fue una de las más férreas activistas sociales de 1965 a 1969, vivió en Chicago, Brooklyn, San Francisco, aunque era originaria de Detroit, Michigan.

Elise Cowen

Conocida como la chica de las gafas de pasta, poco se conoce de esta escritora ya que sus padres destruyeron todos sus escritos y poemas, pues se encontraban avergonzados de las experiencias lésbicas que había tenido su hija, además de que consumió algunas drogas por lo que decidieron eliminar todo lo que ella había escrito sobre eso.

Entró al Movimiento Beat dónde conoció a Allen Ginsberg con quién mantuvo una relación, tuvo momentos emocionantes con él, sin embargo, se dejaron resultado de la homosexualidad de ambos, después de eso fue ingresada por sus padres a terapias de electrochoques que la desgastaron hasta su suicidio a los 28 años.

Diane di prima

Comenzó a escribir a los 14 años y tuvo un gran racha durante la Generación Beat, “Memorias de una beatnik” es su obra publicada en donde relata en primera persona las experiencias de amor, drogas y experimentos de creación que vivió durante esta época de su vida.

Denise Levertov

Una de las pocas mujeres que pudo hacerse paso en la literatura como institución, fue incluida en la antología de poetas americanos en 1960, comenzó a escribir a los 12 años y envió algunos de sus poemas a T.S. Elliot quien le contestó animándola a seguir escribiendo, a los 17 publicó su primer poema en una revista y desde entonces no dejó de escribir.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Aborto debe consultarse a mujeres, no imponerse: AMLO

5 mujeres en el rock que le faltaron a ‘Rompan todo’

Poesía de mujeres en lenguas indígenas que debes conocer

Las mujeres sí eran cazadoras de animales grandes en la prehistoria

VIBEtv