La carrera de Bob Dylan en 5 canciones

El cantante vendió los derechos de casi 600 canciones.

428
La carrera de Bob Dylan en 5 canciones
Instagram: @bobdylan

El cantautor estadounidense Bob Dylan vendió el derecho de toda su discografía a Universal Music en un acuerdo comercial que se valúa en más de 300 millones de dólares.

Fue la propia Universal Music quien anunció que adquirió los derechos de edición y reproducción de más de 600 canciones de Bob Dylan (no de las grabaciones originales) cuando hay otros artistas –como Taylor Swift- que están en medio de una batalla legal por recuperar sus canciones.

eee

TE PUEDE INTERESAR: Por enfermedad, Yoko Ono cede control de la fortuna de Lennon a su hijo

Se desconoce por completo los detalles del acuerdo, aunque se estima que el valor mínimo rondó los 300 millones de dólares. Lo único cierto es que ahora Bob Dylan ya no es dueño de sus canciones, lo que en su momento podría facilitar el tema de pago de regalías a herederos.

Por ello, y dado que las canciones de Bob Dylan son considerados por millones como himnos, te presentamos 5 canciones para resumir la carrera del Premio Nobel de Literatura 2016.

Like a Rolling Stone

El clásico de Dylan con el que abre su aclamado Highway 61 Revisited y el cual fue considerado por la Rolling Stone como la mejor canción del siglo XX. Representó un hito en su carrera al abandonar su clásica guitarra acústica por una eléctrica.

El cambio al Dylan eléctrico no fue tomada del todo bien por sus seguidores, acostumbrados a escuchar su poesía en guitarra acústica y quienes incluso abuchearon al poeta cuando presentó por primera vez la pieza en el Newport Folk Festival de 1965.

Simple twist of fate

Una canción perteneciente al Blood on the tracks de 1975 y el cual es considerado como uno de sus trabajos más completos. Tanto la canción como el álbum fueron concebidos por Dylan luego de su divorcio con Sara Dylan.

El título responde al color rojo que tenía la libreta donde el cantante escribió las 10 canciones que conforman el trabajo.

Pressing on

Para finales de los 70s, la figura de Dylan se iba desdibujando de las listas de popularidad y terminó por caer en el olvido cuando decidió dar un giro religioso a su música tras volverse cristiano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 5 buenas pero poco conocidas canciones de Queen para recordar a Freddie Mercury

Como él mismo ha reconocido en varias entrevistas, la década de los 80s no fue la más prolífica del intérprete de Hurricane, ya que se acostumbró a hacer canción tras canción, sin preocuparse por la calidad.

Not dark yet

Después de una década sin un éxito, y tras la buena recepción de Oh mercy!, Bob Dylan publicó en 1997 Time out of mind, un disco con el que ganó tres Grammy (incluido mejor disco) y que puso al cantante nuevamente en la escena.

Con un estilo más oscuro y sombrío que definiría su estilo hasta la fecha, Dylan presentó Time out of mind, una recopilación de un viejo bluesero que hizo suyo un género.

My own versión of you

Perteneciente al más reciente álbum de Bob Dylan, Rough and rowdy ways, una colaboración con el guitarrista Blake Mills publicada durante la pandemia. El álbum mantiene el estilo suave y melancólico que el cantante lleva trabajando desde hace varios años con sus tributos a Frank Sinatra, Shadows in the night y Triplicate.

VIBEtv