Un error le pudo costar “Cien años de Soledad” a Gabriel García Márquez

Un día como hoy el colombiano ganó el Nobel de Literatura.

219
Un error le pudo costar Cien años de Soledad a Gabriel García Márquez
Instituto Cervantes

Gabriel García Márquez es uno de los escritores latinoamericanos más populares del planeta y es autor de algunos de varios clásicos de la literatura universal como Cien años de Soledad, un libro que le dio fama mundial pero cuya concepción fue bastante tortuosa.

La historia del linaje de los Buendía le valió a Gabriel García Márquez ganar el Nobel de Literatura el 21 de octubre de 1982, lo que convirtió a Cien Años de Soledad en su obra más icónica y la más vendida.

De hecho, para 2012, Cien Años de Soledad ya había vendido más de un millón de ejemplares en todo el mundo, razón por la que la Real Academia de la Lengua Española lanzó una edición especial de la novela como homenaje.

En la ceremonia, Gabriel García Márquez aprovechó para contar la tortuosa historia detrás de la creación de su libro y cómo un error pudo haberle costado la publicación de esta increíble historia.

Sin dinero para escribir

En 1967, Gabriel García Márquez era un escritor completamente desconocido, a pesar de tener cuatro libros publicados -entre ellos La mala hora. En este escenario, decidió iniciar una nueva obra con una frase que pensó un día que despertó: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.”.

Cien años de Soledad no es precisamente una novela ligera, por lo que García Márquez se dedicó de tiempo completo a la escritura. Sin trabajo, valiéndose de sus ahorros, de empeños en el Monte de Piedad y de las habilidades financieras y administrativas de su esposa, Mercedes Barcha, el colombiano pudo escribir el libro.

“Lo que podía ser motivo de otro libro mejor, sería cómo sobrevivimos Mercedes y yo, con nuestros dos hijos, durante ese tiempo en que no gané ningún centavo por ninguna parte. Ni siquiera sé cómo hizo Mercedes durante esos meses para que no faltara ni un día la comida en la casa”, declaró el escritor durante la ceremonia.

Error al enviar

Luego de 18 meses de trabajo, Gabriel García Márquez concluyó lo que se volvería un clásico. Decidió enviarlo por correo a Francisco Porrúa, editor de Editorial Sudamericana (que entre otros escritores publicaba a Julio Cortázar), para tener el visto bueno y por fin ver el libro publicado.

El matrimonio se enfrentó a otro reto: no contaba con el dinero suficiente para enviar todo el manuscrito final, así que decidieron enviar sólo la primera mitad. Sin embargo, poco después se dieron cuenta que en realidad habían enviado la segunda mitad.

“Pero antes de que consiguiéramos el dinero para mandarla (la primera), ya Paco Porrúa, nuestro hombre en la editorial Suramericana, ansioso de leer la primera mitad del libro, nos anticipó dinero para que pudiéramos enviarla”, relató el Nobel de Literatura.

Te puede interesar:

Tres mexicanos que han ganado un Premio Nobel a lo largo de la historia

VIBEtv