Yulene Olaizola, la mexicana que compite en Venecia

Es de las pocas mexicanas presentes en La Mostra.

46
Yulene Olaizola, la mexicana que compite en Venecia

La directora mexicana Yulene Olaizola es de las pocas connacionales que actualmente compite en el Festival de Cine de Venecia con la película Selva trágica, su más reciente producción cinematográfica.

La semana pasada se inauguró el Festival de Venecia, el primero en realizarse dentro del marco de la nueva normalidad y el cual prescindió del público, los invitados y las grandes ceremonias para poder llevarse a cabo.

Entre las pocas asistentes está Yulene Olaizola, una de las cineastas mexicanas más importantes de los últimos años y cuya visión artística ha mantenido alejada de los intereses del mercado y las grandes productoras de cine.

¿De qué trata Selva Trágica?

La película con la que compite en la categoría Orizzonti está ambientada en 1920, en la frontera de México y Belice, y en la que seguimos la historia de unos trabajadores que se internan a la selva para producir chicle.

En entrevista para la revista Elle, la cineasta explicó que la inspiración para Selva trágica nació hace ocho años luego de realizar un viaje al sur de Quintana Roo y a la frontera entre México y Bélice. Posteriormente, leyó Trópico de Rafael Bernal, el cual se desarrolla precisamente en la misma época y habla sobre la producción de chicle a principios del siglo XX.

“Estuve como cuatro meses haciendo investigación en esa zona de Quintana Roo y después fue un proceso de varios años para levantar el financiamiento, la producción y demás. En total el rodaje duró siete semanas, más cuatro semanas

Cine mainstream

Durante la entrevista, la ganadora del Ariel a Mejor Ópera Prima por Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo (2009), Yulene Olaizola también habló sobre su carrera en la industria independiente y las demandas del mercado y el cine comercial.

Al respecto, la cineasta aclaró que no tiene un enfrentamiento con lo mainstream, sino que simplemente se mantiene al margen para tener la dirección total de sus proyectos y pueda cumplir con la visión artística que tiene.

“Quienes hemos decidido no producir bajo esos esquemas, tenemos nuestros propios caminos. Eso no quiere decir que no sean películas que no sean comerciales, que no puedan verse en salas de cine o en plataformas como Amazon o Netflix”, declaró la Yulene Olaizola

“Sólo quiere decir que el proceso de realización partió de un camino distinto y que no responde a la demanda y oferta. Responde a necesidades artísticas, pero quedan ahí pequeños huecos para que películas así lleguen a estos espacios”.

 

Con información de Elle

VIBEtv