¿Cuál es el futuro de las pasarelas tras la pandemia?

37
el futuro de las pasarelas
Nappy / Pexels

¿Qué sucederá con las pasarelas en tiempos donde los eventos públicos representan un riesgo? Las marcas de moda más prestigiosas del mundo prueban entre las nuevas herramientas que les da la tecnología, eventos sin público y hasta vestidos digitales.

Apenas hace dos semanas se realizó el Milano Digital Fashion Week en donde participaron cerca de 37 de las firmas más prestigiosas. La Fundación Prada se encargó de organizar un evento donde, más que desfiles, se vieron videos y proyectos cinematográficos que buscan paliar la ausencia de pasarelas.

Ejemplo de ello fue la participación de Massimo Giorgetti de MSGM en la que presentó algunos diseños a través de un video ambientado en un mundo prepandemia donde se ve a dos jóvenes abrazándose a la orilla de un lago.

La presentación recibió críticas variadas, desde quienes celebraron la innovación hasta aquellos que no dejaron de pensar que una parte fundamental del mundo de la moda son los eventos y presentaciones de las colecciones con público en vivo.

Pasarelas sin público

Firmas como Giorgio Armani decidieron hacer pasarelas sin público, a principios de marzo, cuando en Europa las medidas de aislamiento y cuarentena iban aumentando, en contraste con marcas como Agnes B y Calvin Luo que optaron por cancelar sus eventos.

El presidente y director ejecutivo del CFDA, Steven Kolb, declaró que si bien puede ser una opción idónea, “nada se puede comparar a vivir esta experiencia en primera persona”, de acuerdo con el reporte de Vogue.

La alternativa fue precisamente un proyecto híbrido como el de la Fundación Prada, aunque las opiniones al respecto fue similar a la de las pasarelas sin público: algo falta.

Modelos y ropa digital

El futuro de las pasarelas también parece estar en la completa digitalización del mundo de la moda. El desfile Becomely es ejemplo de ello con modelos y ropa trabajada 100% de manera digital.

Diseñadores y confeccionistas se trasladaron de las mesas de trabajo a las computadoras donde no sólo diseñan la ropa y hasta la “planchan”, sino que también crean avatares digitales que modelen las colecciones presentadas.

Los vestidos digitales parecen la tendencia hacia el futuro con varias marcas probando esta opción, no sólo para las pasarelas sino para ampliar la experiencia del comercio electrónico y actualizar la de comprar ropa con probadores virtuales y realidad aumentada.

Con información de El Financiero, Vogue y Expansión

VIBEtv