5 entrenamientos musculares para hacer con tu bebé

Después de dar a luz, ¿deseas recuperar tu figura? ¡Haz ejercicio en casa con el bebé!

59
Mamá con bebé
Foto: Unsplash

Cuando llegue el momento de reiniciar el entrenamiento muscular después de la rehabilitación perineal, es posible comenzar con el bebé. Antes, se deben considerar ciertas precauciones: primero, para el bebé, quien debe tener una buena estabilidad y una fuerza adecuada de la musculación del cuello.

Esto varía de un bebé a otro, alrededor de las 7/8 semanas. Para comprobar esto, el bebé debe colocarse boca abajo en la mano de los padres y poder mantener la cabeza alineada con el cuerpo durante 15 segundos.

Luego, para la mamá, es importante seguir adecuadamente los pasos de la rehabilitación posnatal, comenzando por la rehabilitación de los músculos abdominales y del suelo pélvico. Por supuesto, papá también puede hacer estos ejercicios con el bebé, si así lo desea. Es importante elegir el momento perfecto según la rutina del bebé y su nivel de fatiga.

El entrenamiento muscular con el bebé tiene varias ventajas. Primero, pasas tiempo con él mientras te cuidas, de igual manera, entrenas específicamente con el peso que llevas todos los días. Con el tiempo, el peso del bebé aumenta y su peso de entrenamiento aumenta gradualmente a medida que el pequeño vaya creciendo.

Aquí tienes 5 entrenamientos musculares que puedes hacer con tu bebé

  • Sentadillas (a partir de los 2 meses)

Párate derecha y con los pies separados a la altura de las caderas. Inicia la sentadilla empujando las caderas hacia atrás, como si estuvieras sentada en una silla. Es importante mantener la columna vertebral en una posición neutral y las rodillas alineadas durante todo el movimiento.

  • Elevador de bebés (a partir de los 4 meses)

Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas. Levanta al bebé por encima de la cabeza y bájalo para que te toque la nariz, como si se estuvieran dando besos de esquimal.

  • Puente (a partir de los 6 meses)

Recuéstate boca arriba con las rodillas dobladas. Levanta las caderas del piso, contrayendo los glúteos hasta que su núcleo esté en línea con tus piernas. Regresa a la posición inicial y repite.

  • Superman (a partir de los 4 meses)

Acuéstate boca abajo, poniendo en la misma posición a tu bebé frente a ti, y con un brazo cerca de la oreja. Activa tus abdominales inferiores (abdomen transverso) y activa los músculos del perineo (suelo pélvico) del 20 al 30% de la contracción máxima. Mantén una respiración constante a través de tu abdomen mientras levantas el brazo y la pierna opuesta del piso. Vuelve a la posición inicial y repite con el otro brazo y la pierna opuesta.

  • Plancha abdominal (a partir de los 6 meses)

De rodillas, coloca los antebrazos en una silla (donde estará sentado el pequeño). Extiende la pierna izquierda hacia atrás para apoyar los dedos de los pies. Haz el mismo movimiento con la pierna derecha. Mantén la posición durante unos segundos y vuelve a la posición inicial. Aprieta tus glúteos y no arquees tu espalda baja. Sostén tu cuerpo en línea recta desde los pies hasta la cabeza con los codos por debajo de los hombros.

Te recomendamos:

3 de cada 10 mujeres lactan a sus hijos; se necesita regular lactancia materna: López-Gatell

¿Cuál es la mejor edad para tener una familia?

7 técnicas para enseñar a las niñas a tolerar la frustración

VIBEtv