¿De día o de noche? ¿Cuándo es mejor hacer yoga?

Para sacar el mayor provecho de una sesión de yoga, te recomendamos que la incluyas en tu rutina y le dediques algo de tiempo cada día.

96
Yoga
Foto: Pexels

El yoga es una disciplina ancestral que se ha probado a lo largo de los siglos. Los ejercicios que se realizan como parte de esta práctica brindan efectivamente múltiples beneficios, tanto físicos como mentales.

Realizado a través de posturas, ejercicios de respiración y meditación, el yoga se puede realizar en cualquier momento del día, pero no siempre es fácil encontrar el nicho adecuado, especialmente si está abrumada con tu trabajo u otras ocupaciones.

Al igual que el número de sesiones a realizar por semana, tendrás que elegir la hora del día en la que vas a dedicar a esta práctica. Entonces surge la pregunta: ¿es mejor hacerlo por la mañana o por la noche? Cada ritual tiene sus ventajas. Antes de ponerte la ropa de yoga, descubre a continuación las ventajas de practicar yoga por la mañana y por la noche.

Todo lo que necesitas saber del yoga matutino

La forma en que empieces el día no debe tomarse a la ligera, ya que condicionará el resto del día. Iniciar el día con una rutina de yoga completa o simplemente realizar algunos movimientos definitivamente mejorarán tu día.

De hecho, comenzarlo con una sesión de yoga te ayuda a despertar tu cuerpo poco a poco, con suaves estiramientos. Por la mañana, el cuerpo todavía está frágil. Se necesita un poco de tiempo para activar todas sus funciones.

Sin embargo, algunas personas son más activas que otras a esta hora del día. Si eres una persona mañanera, el yoga matutino será el ideal para ti. Una sesión de al menos diez minutos será suficiente. Para tu ritual matutino, puedes recurrir a formas suaves de yoga, como Hatha Yoga o Yin Yoga.

Los puntos fuertes del yoga matutino

Primero, sacar cada área de tu cuerpo del sueño con simples movimientos de yoga promueve el flujo de energía y oxígeno a los tejidos y órganos. Acompañar el ejercicio con un gran vaso de agua caliente liberará a tu cuerpo de las toxinas acumuladas por el sistema digestivo y el hígado durante la noche.

Al hacer esto, te prepararás mejor para tu día y tendrás pensamientos positivos. Gracias a un ritual yóguico matutino, puedes imponer una cadencia pacífica y adoptarla hasta la noche. Esto te ayudará a empezar con el pie derecho. También es una excelente manera de sentirse bien consigo misma.

Posturas ideales para el yoga matutino

Antes de levantarte de la cama, puedes estirar la columna, acercar las rodillas al pecho y apretarlas con los brazos. Para continuar, aquí hay algunas poses que realizarás con respiraciones profundas:

  • Postura del guerrero: Aquí hay una postura de fortalecimiento y anclaje. Trabaja los músculos de los brazos, tobillos, espalda y piernas.
  • Postura del perro hacia abajo: Con esta postura, se estimula la circulación sanguínea hacia los hombros y la espalda. Al mismo tiempo, se consolidan brazos y piernas.
  • Postura del loto: Esta postura te ayudará a completar tus estiramientos. En la posición del sastre, colocando los pies sobre los muslos, la pelvis y las piernas aún están estiradas. Esta postura es favorable para entrar en meditación y ayuda a concentrarse en la respiración.

Yoga por la noche

Practicar yoga por la noche te permite olvidar las preocupaciones encontradas durante el día. Este ritual te ayuda a despejar tu mente, relajar tu cuerpo y deshacerte del estrés del día.

Este también es un buen momento si prefieres mantenerte activo por la noche y despertarte por la mañana con una buena taza de té en lugar de actividad física. Si no te gusta la mañana o si no tienes tiempo, siempre puedes ir a practicar por la noche.

Beneficios de realizar yoga por la noche

Al disfrutar del yoga nocturno, finalmente puedes despedirte de tus noches de insomnio. De hecho, el yoga puede remediar los problemas de insomnio y ayudar a recuperar el sueño. Según un estudio realizado en personas que practican yoga por la noche, esta disciplina, y en especial los ejercicios de meditación, permite conciliar mejor el sueño. Con una sesión de 45 minutos durante 8 semanas, habrás terminado con las noches inquietas.

El yoga también te permite estar menos estresada. Después de un día largo y agotador, el cuerpo está cansado y la concentración se debilita. Esto promueve pensamientos negativos que son muy tóxicos para el bienestar. El yoga nocturno te permite relajarte, vaciar tu mente de todas las tensiones que la han agobiado a lo largo del día.

Finalmente, una sesión de yoga por la noche relaja el cuerpo y la mente. Ayuda a armonizar y equilibrar el organismo. El yoga nocturno es beneficioso para la relajación muscular. Trata los dolores y cualquier otro dolor. Cuando te despiertes por la mañana, te sentirá más ligera.

Posturas ideales para el yoga nocturno

Se pueden realizar varias posturas por la noche. Aquí hay dos de ellas. Con éstas, te sentirás aliviada y dormirás mejor. Así que coloca tu tapete de yoga y comienza a entrenar.

  • Postura del niño: Simple de realizar, esta posición alivia el dolor de tobillos, el dolor de espalda y la rigidez del cuello. Permite masajear suavemente los órganos internos.
  • La postura del cadáver: La postura del cadáver relaja el cuerpo en profundidad y evita que tengas problemas para dormir. Además, reduce la sensación de fatiga, así como la presión arterial. Con este ejercicio, caerás rápidamente en los brazos de Morfeo.

Entonces, ¿ya sabes de qué team eres?

También te puede interesar:

4 clases de Zumba en YouTube para practicar en casa

Beneficios que te deja practicar Tai Chi según la ciencia

¿Por qué se conmemora el Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme?

VIBEtv