Yoga prenatal: ¿cuáles son los beneficios para el embarazo?

El yoga prenatal es un aliado del embarazo, que es bueno tanto para la futura madre como para el bebé.

128
Mujer practica yoga prenatal
Foto: Pexels

El yoga prenatal es un aliado de la preparación para el parto, pero también más para la salud del bebé y de la madre en todo el embarazo. Durante esta etapa muchas cosas cambian, especialmente a la velocidad de las variaciones hormonales: desde la concepción, el cuerpo cambia, nutre, protege y da la bienvenida al feto.

Asimismo, el estado de ánimo puede fluctuar, la percepción de uno mismo y de la propia existencia puede cambiar. Por lo tanto, la futura madre necesita encontrarse consigo misma, acceder a una cierta paz interior, y esto es lo que la meditación y el yoga pueden ofrecer.

¿Qué es el yoga prenatal?

El yoga prenatal se puede definir como “un enfoque de ejercicio en bloques, que fomenta el estiramiento, el anclaje mental y la respiración concentrada”. Este método ofrece una mezcla de movimientos, ejercicios de concentración, respiración, repeticiones mentales y relajación, que en conjunto permiten mantener una buena forma física, para acceder a la relajación mental y al equilibrio emocional.

Los ejercicios de respiración guiada enseñarán a la futura madre a respirar conscientemente, y a estar más atenta a las señales del cuerpo y por tanto a las que envía el bebé.

Los beneficios del yoga prenatal, en cuerpo y mente

Estudios anteriores ya han confirmado que el yoga en mujeres embarazadas puede tener efectos positivos en el bebé y en la madre. Entre los beneficios que se pueden esperar de este método, encontramos:

  • Reducir el estrés y la ansiedad: La práctica de Pranayama (técnica de respiración yóguica) permite calmar el cuerpo y la mente, al disminuir la producción de adrenalina, la hormona del estrés en la futura madre que puede pasar por momentos de aprensión, ansiedad. La respiración yóguica también ayudará en la producción de oxitocina, la hormona de la felicidad, que es esencial durante el parto.
  • Equilibrio mejorado: A medida que avanza el embarazo, con el aumento del volumen de la barriga, se pueden alterar los puntos de equilibrio de la madre. La práctica del yoga ayudará a mantener una postura correcta: al consolidar los músculos de la espalda con una actividad regular, la madre aprende a pararse recta, a pesar del peso de la panza, para ir cambiando gradualmente sus puntos de apoyo.
  • El alivio de los síntomas relacionados con el embarazo: El yoga prenatal ayuda a equilibrar la presión arterial, que a menudo se altera en las mujeres embarazadas. Esta práctica también ayudará a reducir la fatiga, reducir los trastornos digestivos (náuseas, estreñimiento), aliviar las migrañas. También es una forma eficaz de mejorar la calidad del sueño.
  • Preparación del suelo pélvico: Este conjunto de músculos, que forma un “cuenco” unido a la pelvis, sostiene los órganos vitales, los órganos de reproducción y digestión. Durante el embarazo, es especialmente importante ejercitar el músculo del suelo pélvico, ya que tiene que soportar una mayor carga y puede debilitarse fácilmente. La disfunción del suelo pélvico puede provocar incontinencia, estreñimiento, disminución de la libido, dolor lumbar o dolor abdominal bajo.
  • Estimulación de la circulación sanguínea y linfática: Las posturas practicadas con suavidad permiten que el cuerpo se mantenga activo y alivian la sensación de piernas pesadas. Ciertos ejercicios y auto masajes que se ofrecen en las clases de yoga prenatal, para realizar en casa, permiten reaccionar la circulación sanguínea y linfática.
  • La apertura de las caderas: El yoga prenatal aporta flexibilidad y comodidad a los músculos y las articulaciones, especialmente en las caderas. Esta práctica alargará los ligamentos en las zonas de la pelvis, caderas y piernas, facilitando las posiciones de parto durante el parto.
  • El aumento de fuerza, flexibilidad y resistencia muscular: Las diferentes posturas que se ofrecen durante una sesión de yoga prenatal aumentan el tono muscular en los muslos o piernas y mejoran la flexibilidad de la espalda. Muy útil, para preparar el cuerpo para el esfuerzo del parto.

También te puede interesar:

Beneficios que te deja practicar Tai Chi según la ciencia

5 posturas de yoga ideales para hacer después de un día largo y pesado

VIBEtv