5 cosas que debes saber si comenzarás a hacer ejercicio

Si tu propósito este 2021 es comenzar a ejercitarte, entonces tienes que conocer esta información.

559
Una persona corriendo
Foto: Pixabay

Si después de toda una vida sin decidirte, por fin este 2021 será el año en el que comenzarás a hacer ejercicio, entonces hay algunas cosas que tienes que saber antes de someterte a entrenamientos de infarto o peor, de lastimarte un músculo por tu desesperación.

Ya que no has hecho mucho ejercicio anteriormente, es normal que no sepas por dónde comenzar; sin embargo, antes de que sigas los tutoriales de “abdomen plano en 5 minutos”, estas son algunas cosas que tienes que saber.

Comienza despacio

Hacer cualquier ejercicio es mejor que no hacer nada, pero tampoco te excedas. Primero, averigua qué tipo de actividad te gusta (¿correr, zumba, cardio?) y después comienza a ejecutarla durante, por ejemplo, media hora al día o un poco más, así no correrás el riesgo de sufrir alguna lesión.

Una vez que ya sepas cómo te sientes realizando ejercicio, puedes aumentar tus tiempos de ejecución, así como el grado de dificultad de los movimientos.

¿Cuánto ejercicio realizar?

Si te encuentras entre los 18 y 64 años, entonces es recomendable que realices de entre 2 y media a cinco horas de actividad de intensidad moderada a la semana. En este rango entran ejercicios como caminar a paso ligero, andar en bicicleta o bailar.

Por otro lado, si la actividad que realizarás es de intensidad vigorosa, como correr, nadar rápido o aeróbicos, entonces se recomienda que la ejecutes durante 1 hora 15 minutos a 2 horas y media a la semana.

Mezcla ejercicios

Diferentes tipos de ejercicio hacen diferentes cosas por tu cuerpo, así que no está mal que mezcles. El ejercicio cardiovascular, por ejemplo, es un ejercicio que aumenta su frecuencia cardíaca, y el cardio es bueno para la salud del corazón y también quema kilos a un ritmo elevado.

Así, puedes ejercitar una rutina de ejercicio cardiovascular un día de la semana y al otro una rutina de cardio, lo cual, por cierto, permitirá que los músculos que descansan se repongan y recuperen.

Tómate el tiempo para estirarte

Antes y después de hacer ejercicio tienes que realizar movimientos de estiramiento, no sólo para mejorar tu flexibilidad, sino también para reducir el riesgo de lesionarte. En este punto puedes realizar algunas asanas de yoga, que son excelentes para mejorar la flexibilidad.

Busca ayuda si es necesario

Si sufres alguna lesión o padeces alguna enfermedad, lo mejor es que busques asesoría personalizada sobre el ejercicio que debes realizar. Un entrenador certificado o incluso tu médico de cabecera son excelentes opciones.

Hacer ejercicio puede parecer fácil y es posible que sientas dolor el día después de tu entrenamiento, pero si sientes un dolor extraño o que no desaparece después de unos días, lo mejor es consultar a un especialista.

Ahora sí, a hacer ejercicio y que nada te detenga.

También te puede interesar:

¿Por qué dejamos de hacer ejercicio y cómo evitarlo?

3 ejercicios de relajación para antes de dormir

VIBEtv