¿Ansiedad? El yoga puede ser tan efectivo como la terapia

Un estudio revela que puede ser más eficaz que las técnicas de manejo de estrés.

54
¿Ansiedad? El yoga puede ser tan efectivo como la terapia
Renata Mille / Pixabay

Si estás buscando alguna opción para lidiar con la ansiedad y el estrés, no hagas de menos el yoga, una práctica cuyos beneficios son tan probados que hasta se prescribe de manera oficial como un tratamiento contra ciertos trastornos.

Y es que aunque muchos demeritan el yoga, hay beneficios bien probados si se realiza este ejercicio, pero son pocos los gobiernos los que apuestan por esta práctica como un tratamiento eficaz para quienes padecen de ansiedad y depresión.

Antes de mencionar por qué el yoga puede ser tan eficaz contra la ansiedad, te recordamos que cualquier diagnóstico y tratamiento debe ser prescrito únicamente por un especialista en la materia, porque es la única manera de realizar el correcto.

 Sólo lo supera la terapia

Investigadores de la Escuela Grossman de Medicina en la Universidad de Nueva York realizaron un estudio entre tres grupos de personas para evaluar qué tratamiento o terapia resultaba más eficaz para combatir la ansiedad.

En el primero, los participantes sólo asistían a una terapia cognitivo conductual; el segundo lo conformaban personas que hacían yoga, y el tercero fue integrado por pacientes que aprendieron técnicas para manejar el estrés.

Los resultaron arrojaron que el 71% de las personas del grupo que asistía a una terapia cognitivo conductual presentaron mejoras en sus síntomas. En segundo lugar, para sorpresa de los investigadores, quedaron los practicantes de yoga con un 54%. El último grupo presentó una mejora sólo en el 33%.

 Un tratamiento médico

De acuerdo con el reporte de i Newspaper, el Servicio Nacional de Salud Británico ya prescribe el yoga como tratamiento adicional para combatir el estrés y la ansiedad, ante los evidentes resultados positivos que arroja.

La vicepresidenta del Círculo Británico de Yoga, Gillian Osborne, explicó que la mejora viene directamente de la forma en que los pacientes aprenden a respirar, una acción clave para no generar estados de ansiedad o controlar episodios de crisis.

“Respirar es algo que no va con las personas con ansiedad, ellos mismos retienen su respiración o dejan de respirar subconscientemente. (Con el yoga) empiezan a experimentar un ritmo menos inhibido de respiración lo que tendrá un efecto benéfico en la mente de los practicantes”, detalló Osborne.

Con información de i Newspaper

VIBEtv