Tercer debate presidencial: Xóchitl atacó y Sheinbaum decidió no responder

Así el tercer y último debate Presidencial donde el tema de la violencia llamó mucho la atención. Álvarez Máynez propone…

11
debate presidencial
debate presidencial

Como en cada debate Presidencial que han tenido, al final, tanto Xóchitl Gálvez como Claudia Sheinbaum se proclamaron ganadoras, a unos cuantos días de la votación del 2 de junio. Sin embargo, mientras que la primera no logró la contundencia esperada, la segunda decidió no aclarar lo que le cuestionaban.

Jorge Álvarez Máynez, en principio pareció concentrarse en atacar a Xóchitl (Fuerza y Corazón por México). Después tocó que le hiciera señalamientos a Sheinbaum (Morena, PT y PVEM). Al final, nuevamente pareció no ser tomado en cuenta por parte d las candidatas para involucrarlo en el intento de debate. El candidato de Movimiento Ciudadado se concentró en sus propuestas.

Realizado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la Ciudad de México, las candidatas y el candidato a al Presidencia de México debatieron durante aproximadamente dos horas sobre temas como política social, inseguridad, crimen organizado, migración, política exterior, democracia, pluralismo y división de poderes.

El tema de la violencia, la mayor preocupación del electorado en México, marcó el ebate presidencial, en el que la opositora Gálvez insistió en ligar al Gobierno con el narcotráfico, mientras que Sheinbaum defendió los resultados en seguridad.

“La seguridad ha sido un fracaso en este sexenio (2018-2024). 186,000 personas asesinadas, 50,000 personas desaparecidas. ¿Y cuál ha sido la estrategia de este Gobierno? Entregarle el país al crimen organizado”, expresó Gálvez.

La aspirante defendió llamarle “narcopartido” al gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), fundado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Reveló que que agencias de seguridad de Estados Unidos indagan a su dirigente, Mario Delgado, por “huachicoleo”, comercio ilegal de combustible.

A su vez, Mario Delgado dijo en enlace con la mesa de N+ que se trató de una mentira.

Gálvez también citó el nuevo libro de la periodista Anabel Hernández, ‘La historia secreta: AMLO y el Cártel de Sinaloa’, que indaga los supuestos nexos del narcotráfico con el mandatario.

También le pidió a Sheinbaum explicar por qué López Obrador saludó en 2020 a la madre de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, Consuelo Loera, y por qué el Ejército dejó libre al hijo de dicho capo, Ovidio Guzmán, en un operativo fallido en octubre de 2019.

“¿Cómo explicas que la delincuencia se pasee por todo el país? El país está incendiado por culpa del pacto que tienen ustedes con los delincuentes”, reclamó la opositora.

“¿Cómo van a sacar a los jóvenes (del crimen), si ellos (el Gobierno) están metidos en la delincuencia? Ellos son los capos aquí de la droga, Morena y sus aliados”, manifestó.

Gálvez prometió “meter orden” en el límite sur de México porque “hay que tener muy en claro que hoy la frontera sur está en manos de los delincuentes, hoy los delincuentes controlan la migración y eso es muy grave”.

Sheinbaum defiende los resultados de seguridad

La ex Jefa de Gobierno capitalino (2018-2023)  defendió la política de seguridad de López Obrador, al alegar que la crisis de homicidios comenzó con la “guerra contra el narco” durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), del Partido Acción Nacional (PAN), y siguió con el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), del Revolucionario Institucional (PRI).

“Hasta que llegó el presidente Andrés Manuel López Obrador y cambió la política, de declarar la guerra a construir la paz, que es una visión completamente distinta, que sí es atención a las causas y también cero impunidad”, dijo.

Sheinbaum citó que en 2007, al comienzo de la presidencia de Calderón, hubo 8,967 asesinatos, lo que subió a 36,000 en 2018, cuando terminó el gobierno de Peña Nieto, mientras que el año pasado la cifra descendió a 29,000.

“El presidente López Obrador ya inició esa baja de los homicidios”, indicó.

Además, citó que la proporción de la población que percibe inseguridad bajó a un 59.1 % en el primer trimestre de 2024, desde un pico de 76.8 % en 2018, según la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Todavía sigue siendo alto, sí, pero lo relevante es que comenzó a disminuir”, argumentó.

Ante ello, Xóchitl dejó claro que la inseguridad está más fuerte que nunca y eso es algo que no se han cansado de negar las autoridades, AMLO y la misma Sheinbaum.

“El actual Gobierno, que prometió una nueva estrategia de seguridad, no la cambió, siguió el militarismo, siguió el prohibicionismo (de las drogas) y siguió el punitivismo. También siguió el desmantelamiento de las policías”, dijo Álvarez Máynez.

Coincidieron que este 2 de junio todos debemos de salir a votar. 

98 millones de electores están convocados a renovar más de 20 mil  cargos, incluyendo la presidencia, los 500 diputados, los 128 senadores y nueve gobernaturas.

El debate contó con traducción simultánea a tres lenguas indígenas (Maya, Náhuatl y Tsotsil) y a lengua de señas mexicana, buscando la inclusión y participación de todos los sectores de la población.