¿De qué trata la tendencia de un hombre que resuelve?

La tendencia de un hombre que resuelve ha sido criticada por algunos, quienes la consideran sexista y anticuada. El impacto de esto es…

63
un hombre que resuelve

En los últimos meses, se ha popularizado en redes sociales la tendencia de un hombre que resuelve . Ésta se basa en la idea de que los hombres deben ser los encargados de resolver los problemas y proveer en una relación, mientras que las mujeres serán quienes brinden apoyo emocional.

La tendencia se ha popularizado a través de memes, videos y publicaciones. En estos, se muestra a los hombres como los encargados de solucionar problemas prácticos, como arreglar el coche o pagar las facturas.

En cambio, las mujeres se muestran como las que brindan apoyo emocional, como escuchando a sus parejas o consolando a sus hijos.

La tendencia ha sido criticada por algunos, quienes la consideran sexista y anticuada. Argumentan que la idea de que los hombres deben ser los proveedores y las mujeres las cuidadoras es una visión tradicional de las relaciones que ya no es válida en la actualidad.

Otros defensores de la tendencia argumentan que simplemente refleja la realidad de las relaciones. Señalan que, en general, los hombres son más propensos a ocupar roles de liderazgo y a tomar decisiones importantes.

 

¿Qué hay de cierto en la tendencia?

Es cierto que, en general, los hombres son más propensos a ocupar roles de liderazgo y a tomar decisiones importantes. Sin embargo, esto no significa que las mujeres no puedan hacer lo mismo.

En la actualidad, afortunadamente cada vez más mujeres están ocupando roles de liderazgo en todos los ámbitos de la sociedad. También son más las que toman decisiones importantes en sus relaciones.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta que la tendencia de que “el hombre resuelva” no es una regla universal. Hay muchas parejas en las que las mujeres son las que resuelven los problemas y los hombres son los que brindan apoyo emocional.

 

¿Cuál es el impacto de la tendencia?

Esto puede tener un impacto negativo en las relaciones. Puede hacer que las mujeres se sientan dependientes de sus parejas y que los hombres se sientan obligados a asumir una responsabilidad que puede ser demasiado para ellos.

También puede contribuir a la desigualdad de género, ya que refuerza la idea de que los hombres son los proveedores y las mujeres las cuidadoras.

Y tú, ¿qué opinas de todo esto?