¡Cuidado con el “purplewashing”! No todas las causas son genuinas

16
Purplewashing
Purplewashing

En los últimos años, ha surgido un término que está dando mucho de qué hablar: el “purplewashing”. ¿Pero qué diablos es eso? No te preocupes, aquí te lo explicamos de manera sencilla y sin rodeos.

El “purplewashing” es una estrategia utilizada por algunas empresas o marcas para aparentar ser socialmente responsables o comprometidas con causas nobles, cuando en realidad solo están buscando mejorar su imagen y aumentar sus ganancias. Es como si se disfrazaran de defensores de causas importantes, pero solo están buscando beneficios para ellos mismos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

El término proviene de la combinación de dos palabras: “purple” (morado) y “whitewashing” (blanqueo). El color morado se ha asociado tradicionalmente con la lucha por los derechos civiles y la igualdad, por lo que el “purplewashing” implica utilizar esta simbología para dar una falsa impresión de compromiso social.

Es importante tener en cuenta que no todas las empresas que utilizan el color morado o apoyan causas sociales son “purplewashers”. Muchas compañías realmente están comprometidas con hacer un cambio positivo en el mundo y contribuyen de manera genuina a diferentes causas.

Pero, ¿cómo identificar a los “purplewashers”? Aquí te dejamos algunas pistas para que no caigas en sus redes:

  1. Falta de transparencia: Si una empresa se jacta de su compromiso social, pero no proporciona información clara y transparente sobre sus acciones, es motivo de sospecha. Las compañías genuinamente comprometidas suelen ser abiertas sobre sus iniciativas y los impactos reales que están generando.
  2. Ausencia de acciones concretas: El “purplewasher” tiende a hablar mucho, pero hacer poco. Si una empresa solo utiliza palabras bonitas y eslóganes llamativos, pero no respalda esas palabras con acciones concretas y tangibles, es probable que estén más interesados en vender una imagen que en generar un impacto real.
  3. Enfoque excesivo en la autopromoción: Los “purplewashers” tienden a enfocarse más en la promoción de su supuesto compromiso social que en el trabajo real. Si ves que una empresa está constantemente alardeando de sus acciones sociales, pero no se ve el impacto tangible de esas acciones, es momento de cuestionar su verdadero compromiso.
Qué es el purple washing
Qué es el purple washing

El “purplewashing” es una táctica utilizada por algunas empresas para aparentar ser socialmente responsables sin realmente comprometerse con causas importantes. Es fundamental estar alerta y hacer una investigación adecuada antes de apoyar a una compañía que afirma estar comprometida con causas sociales.

Recuerda que el verdadero cambio social requiere acciones reales y consistentes, no solo palabras vacías y símbolos de moda. ¡No te dejes engañar por el “purplewashing” y apoya a las empresas que realmente están trabajando para hacer del mundo un lugar mejor!

Te puede interesar:

Más allá del morado: La bandera feminista

5 libros con un poderoso mensaje feminista que debes leer