Tabúes sobre la menstruación que se tienen en el mundo

42
Prejuicios sobre menstruación
Prejuicios sobre menstruación

Usar eufemismos para no pronunciar la palabra menstruación, es algo que contribuye a mantener los tabúes y prejuicios que aún se tienen acerca de este proceso natural que las personas menstruantes viven durante varios años.

La menstruación, ese proceso natural y vital que experimentan millones de mujeres y niñas en todo el mundo, ha sido durante mucho tiempo un tema envuelto en el silencio y los eufemismos. Pero, ¿por qué no podemos hablar abiertamente de la menstruación? ¿Por qué le tenemos tanto miedo a una función tan normal del cuerpo femenino?

Los tabúes menstruales han tenido un impacto significativo en la forma en que percibimos y manejamos la menstruación. Estos tabúes no solo nos han llevado a ocultar y avergonzarnos de algo tan natural, sino que también han tenido consecuencias negativas para la salud reproductiva, la exclusión social e incluso la muerte.

De acuerdo con una reciente encuesta internacional, uno de cada tres adolescentes y jóvenes hombres cree que la menstruación debería mantenerse en secreto. ¡Increíble pero cierto! A pesar de que 300 millones de mujeres y niñas tienen su periodo menstrual a diario, el 35% de los jóvenes piensa que debe ser un tema oculto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

En la encuesta, realizada en Brasil, Indonesia, los Países Bajos y Uganda, se encontró que la razón más común para evitar hablar del tema era considerar la menstruación como un asunto privado exclusivo de las niñas y las mujeres. Además, los jóvenes asociaron frecuentemente palabras como “sucio”, “vergonzoso” y “asqueroso” a la menstruación.

Esto revela la existencia de tabúes arraigados en torno a la menstruación, los cuales tienen consecuencias graves para la salud y el bienestar de las niñas. El estigma que rodea a la menstruación se deriva de la desigualdad de género y agrava aún más esta situación. Las niñas enfrentan discriminación y exclusiones en sus vidas diarias, desde ser excluidas de la escuela hasta no poder compartir comidas con sus familias.

El silencio y la falta de información sobre la menstruación hacen que los productos menstruales de calidad, como las toallas higiénicas, no sean una prioridad en los hogares, lo que obliga a las niñas a utilizar alternativas poco higiénicas y arriesgadas para su salud.

Sin embargo, la encuesta también reveló algo alentador: los adolescentes y jóvenes desean aprender más sobre la salud menstrual y el 92% está de acuerdo en que los períodos menstruales deben ser algo normalizado.

Organizaciones como Plan International están trabajando arduamente para romper los tabúes y estigmas en torno a la menstruación. En América Latina y el Caribe, se están implementando diversos proyectos que garantizan la salud menstrual de las niñas y jóvenes. Esto incluye la distribución de kits de higiene menstrual, la promoción de productos alternativos y ecológicos como la copa menstrual y las toallas sanitarias reutilizables, así como la capacitación de profesionales de la salud, docentes y voluntarios comunitarios en temas de higiene menstrual.

La educación desempeña un papel fundamental en el cambio de paradigma. Enseñar a niños y niñas sobre la menstruación y otros temas relacionados con la salud y los derechos sexuales y reproductivos es clave para poner fin a la vergüenza y el estigma que rodean a la menstruación.

Débora Cóbar, representante de Plan International, destaca la importancia de educar a toda la niñez y adolescencia, incluidos los hombres, sobre la menstruación desde una edad temprana. Ella afirma que esto tiene un impacto positivo en la eliminación del estigma y la normalización del periodo menstrual.

Tabúes sobre la menstruación
Tabúes sobre la menstruación

En este sentido, jóvenes como Luís y Paloma, participantes de los proyectos de Plan International en Brasil, han experimentado un cambio en su percepción de la menstruación. Luís comenta que gracias a la educadora de Plan International, Gabi, ha aprendido a ver la menstruación como algo normal entre las adolescentes y mujeres. Por su parte, Paloma destaca la importancia de tener acceso a productos menstruales en lugares públicos y señala que la falta de información aún persiste, alimentando mitos sobre lo que se puede o no hacer durante la menstruación.

La encuesta se llevó a cabo cerca del Día de la Higiene Menstrual, que se celebra el 28 de mayo. Esta fecha tiene como objetivo romper los tabúes y el estigma en torno a la menstruación, y es una oportunidad para generar conciencia y promover cambios positivos en la sociedad.

La educación y la información son fundamentales para acabar con la vergüenza y el estigma, y para garantizar la salud y el bienestar de las niñas y mujeres. Romper el silencio y hablar abiertamente sobre la menstruación es un paso importante hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Te puede interesar:

¿Cómo gestionan su menstruación las mexicanas? 

¿Qué países otorgan licencia por menstruación?