Muerte de Julián Figueroa: ¿Qué es un infarto agudo de miocardio?

67
Infarto agudo de miocardio
Infarto agudo de miocardio

El domingo falleció el cantante Julián Figueroa, murió de forma repentina debido a un infarto agudo de miocardio. Así es como su madre Maribel Guardia, conocida actriz, confirmó el hecho. Pero, ¿cuáles son las causas y síntomas que anteceden a un infarto de este tipo?

Un infarto agudo de miocardio, también conocido como ataque al corazón, es una afección en la que se produce una interrupción del flujo sanguíneo hacia el músculo del corazón, lo que puede provocar daño o muerte de las células del músculo cardíaco. El término “agudo” significa que el problema se desarrolla repentinamente y de manera intensa.

La causa principal de un infarto agudo de miocardio es la obstrucción de una o más arterias coronarias, que suministran sangre al músculo cardíaco. Esta obstrucción generalmente se debe a la formación de un coágulo sanguíneo en una arteria estrechada por la acumulación de placa aterosclerótica.

Los síntomas típicos de un infarto agudo de miocardio incluyen dolor o presión en el pecho, que puede irradiarse a los brazos, el cuello, la mandíbula, la espalda o el abdomen. También pueden presentarse sudoración, náuseas, vómitos, mareo, debilidad y dificultad para respirar.

El tratamiento de un infarto agudo de miocardio incluye medidas para aliviar los síntomas, estabilizar al paciente y restaurar el flujo sanguíneo al músculo cardíaco afectado lo más pronto posible. Esto puede involucrar la administración de medicamentos, procedimientos de emergencia como la angioplastia o la colocación de un stent, o en casos más graves, cirugía de bypass coronario.

Los síntomas de un infarto agudo de miocardio pueden variar de una persona a otra y pueden incluir:

  1. Dolor o presión en el pecho, que puede sentirse como una sensación de opresión, ardor o apretamiento. El dolor puede durar más de unos pocos minutos o desaparecer y volver.
  2. Dolor que se irradia hacia el brazo izquierdo, el cuello, la mandíbula, la espalda o el abdomen.
  3. Sudoración, náuseas, vómitos o mareos.
  4. Falta de aire o dificultad para respirar.
  5. Palpitaciones cardíacas, latidos cardíacos rápidos o irregulares.
  6. Ansiedad o sensación de pánico.
  7. Sensación de debilidad, fatiga o mareo.

Un infarto agudo de miocardio puede ocurrir a cualquier edad, aunque es más común en personas mayores de 45 años y es más frecuente en hombres que en mujeres.

Los factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de sufrir un infarto agudo de miocardio incluyen:

  1. Edad avanzada.
  2. Historial familiar de enfermedades cardíacas.
  3. Hipertensión arterial.
  4. Colesterol alto.
  5. Diabetes.
  6. Tabaquismo.
  7. Obesidad o sobrepeso.
  8. Vida sedentaria o falta de actividad física.
  9. Consumo excesivo de alcohol.
  10. Estrés emocional crónico.

Es importante tener en cuenta que no todas las personas que tienen un infarto agudo de miocardio presentan todos estos síntomas, y que algunos pueden tener síntomas menos comunes, como dolor en la mandíbula o en la espalda. Además, algunas personas pueden tener síntomas diferentes, como los que se presentan en los diabéticos.

Si usted o alguien que conoce presenta alguno de estos síntomas, especialmente si el dolor o la presión en el pecho es intenso o dura más de unos pocos minutos, debe buscar atención médica de inmediato, ya que el tratamiento temprano puede salvar vidas.