Esto puede pasar si tienes una relación amorosa en el trabajo

Nunca te involucres amorosamente con tu jefe

38
Evita tener relaciones con compañeros de trabajo
Evita tener relaciones con compañeros de trabajo

Actualmente las actividades laborales abarcan una gran parte de nuestro día, pueden ser nueve horas, diez o más. Además, si contamos las horas que disponemos para dormir y hacer los quehaceres de la casa, el tiempo fuera de nuestro centro de trabajo se reduce considerablemente. Esto no deja muchas posibilidades para conocer gente nueva o realizar otro tipo de actividades.

Estos factores hacen propicio que se den relaciones amorosas entre compañeros de trabajo, incluso, se pueden llegar a dar amoríos entre jefes y subordinados. Si bien esta forma de relacionarse es más común de lo que piensas, no resulta tan conveniente para los involucrados.

Si te ha pasado por la mente comenzar una relación amorosa en la oficina, debes tener algunos en mente los riesgos que esto implica y las consecuencias a las que te podrías enfrentar.

En VibeTV nos dimos a la tarea de explicar varias de las razones, por las que no es recomendable mezclar el amor y el trabajo. 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ViBE TV (@vibetvmx)

Tener relaciones con alguien del trabajo puede salir mal

1 – Bajo rendimiento laboral

Las personas que deciden iniciar una relación sentimental, deben tener claro el tiempo y el espacio que tendrán durante su jornada en el lugar de trabajo, sin que afecte sus actividades diarias.

Daniel Parra, Gerente de Permanent Placement de la empresa de recursos humanos Adecco, señala que los involucrados deben establecer límites para que su concentración y desempeño laboral no se vea afectado.

En ocasiones, debido a que las parejas solo se ven en la oficina, dan prioridad a sus situaciones personales dejando en segundo lugar las laborales.

2 – Políticas empresariales

Tener una relación amorosa en donde laboras puede ocasionar problemas con las políticas internas de las empresas. En muchos lugares de trabajo, comenzar una relación con otro empleado podría significar una falta a la ética de la compañía. 

Para evitar situaciones desagradables con el área de recursos humanos y autoridades, lo recomendable es que conozcas bien las políticas que establece el lugar donde trabajas, así evitarás problemas o sanciones. 

3 – Acoso

Aunque no estés buscando una relación en el trabajo, es posible que algún compañero se muestre interesado por ti. Uno de los problemas más graves que se pueden presentar en el ambiente laboral, es el acoso por parte de un empleado a otro.

Si te encuentras en una situación que implique acoso o algún tipo de hostigamiento, comunícalo con las autoridades competentes dentro de tu empresa, en la actualidad, todas las organizaciones deben de contar con protocolos de acción para hacer frente a estas problemáticas.

4 – Discusiones de pareja en el lugar de trabajo

Es cierto que todas las parejas llegan a discutir en algún momento de su relación. En caso de que veas o sientas algo que no te parezca de tu compañero sentimental en el trabajo, los impulsos podrían apoderarse de ti y tener una pelea frente a toda la plantilla laboral.

En todo momento los problemas deben solucionarse en la intimidad, pero si lo hacen únicamente en la oficina, es seguro que al menos una persona los escuchará y podrían estar envueltos en chismes.

Evita tener relaciones con tu jefe
Evita tener relaciones con tu jefe

No te relaciones sentimentalmente con tu jefe

1 – Evita relacionarte con tu jefe

Una de las relaciones sentimentales que podrían llegar a darse en los centros de trabajo, son los amoríos con los jefes. No es buena idea que te enamores de tu jefa o jefe porque podría ocasionarte problemas con los demás compañeros e incluso rivalidades.

Si te llegas a involucrar con tu jefe, la relación podría o no funcionar. Pero en caso de que terminen, la relación laboral se puede tornar incómoda y no te sentirás a gusto al hablar o convivir con el patrón.

2 – Conflictos con tus compañeros

En algunas ocasiones las relaciones amorosas llegan a darse entre empleados de distintas “jerarquías”, en este caso entre un subalterno y el jefe del lugar de trabajo.

Esto podría generar un conflicto de intereses personales y laborales entre tú y el jefe, por ejemplo en la asignación de tareas, carga de trabajo, permisos, horarios, promociones y más.

Además, los demás trabajadores podrían pensar que existen favoritismos por parte del jefe, lo que generaría un mal ambiente laboral.

3 – Convivencia incómoda

En caso de que una relación amorosa con el jefe fracase, podría haber problemas en el ambiente laboral relacionados con el concepto e imagen de la persona que sostuvo el romance. Los demás compañeros podrían demeritar los logros profesionales de una de las partes e incluso sentir resentimiento.

Cuando hablamos de un jefe y un subordinado, existe una relación de poder ahí, ya que una de las dos figuras cuenta con mayor poder que la otra dentro de la organización. Sin duda esto supone un campo de acción complejo, en el que se volverá difícil separar las decisiones laborales de las rencillas personales.

Lo más peligroso cuando se da una relación entre un jefe y un subordinado, es que este último es el más vulnerable dentro de una estructura vertical, dejándolo propenso a sufrir hostigamiento, venganzas y hasta un despido injustificado.

Estas son solo algunas de las razones por la que iniciar una relación amorosa con alguien de tu trabajo, es una mala idea.

También te puede interesar:

Señales de las relaciones laborales tóxicas ¡Aprende a identificarlas!

¿Por qué mi pareja no quiere tener relaciones sexuales?

VIBEtv