¿Ya probaste el Beso de Singapur en tus encuentros sexuales?

A esta práctica también se le conoce como “kabazza” o “pompoir”

29
Intimidad de pareja
Intimidad de pareja

Probar nuevas posiciones sexuales es una de las mejores actividades que puedes realizar para que tu vida íntima sea más placentera. El catálogo en esta materia es muy extenso, y allí se encuentra el Beso de Singapur, que podrías poner en práctica en tu próximo encuentro sexual.

Si no tienes idea de cómo se hace, entonces presta atención a las siguientes líneas porque a continuación te diremos de qué va.

El Beso de Singapur es una técnica que consiste en que la vagina succione el pene durante el acto sexual. Esta práctica es conocida desde hace miles de años y se dice que proviene del país asiático, Singapur. Cuenta la leyenda que allá vivió una mujer que era capaz de satisfacer a los hombres cuando ellos sentían las contracciones musculares de su vagina.

A esta práctica también se le conoce como “kabazza” o “pompoir”, y aunque suena interesante y placentero, si quieres realizarlo la mujer debe estar preparada para que ambos puedan disfrutarlo.

Para realizar esta práctica, es necesario que las mujeres tengan una pelvis fuerte y un suelo pélvico desarrollado. El suelo pélvico se refiere a los músculos que se encuentran en la base de la pelvis hasta el coxis. Si esta área del cuerpo se fortalece, se podrá hacer un Beso de Singapur placentero y sin dolor.

Suena interesante, ¿verdad? Pues para que puedas practicarlo con tu compañero sexual, te mencionaremos lo que debes hacer para que disfrutes de algo completamente nuevo y diferente durante el sexo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ViBE TV (@vibetvmx)

Tips para hacer el Beso de Singapur

1 – Realiza ejercicios de Kegel

Practicar el kabazza no es tan fácil como suena. Sexólogos recomiendan que para que la vagina se vuelva fuerte y elástica, se deben hacer ejercicios de Kegel. Consisten en contraer las paredes de la vagina para poder apretar al pene cuando se encuentra al interior. Se recomienda hacer 20 repeticiones, tres veces al día.

Utilizar bolas chinas es una excelente alternativa para que la vulva pueda adaptarse a ciertos grosores. Recuerda siempre comenzar por tamaños pequeños, y posteriormente podrás aumentar las dimensiones del juguete sexual.

2 – Contrae los músculos de la vagina

Otra excelente opción que puedes realizar para que la fuerza de la vagina aumente, está al momento de orinar. En este ejercicio debes detener el chorro de orina y continuar por unos segundos. Lo debes hacer repetidamente hasta que termines de hacer del baño.

Eso te ayudará a que puedas mantener más tiempo la vagina contraída, pero no debes abusar de este ejercicio, pues retener la orina en exceso podría ocasionar algún tipo de incomodidad. Solo hazlo de vez en cuando para identificar las partes de la vagina que se ponen más rígidas.

3 – Hazlo con tu pareja dentro

Con los músculos de la vagina identificados y fortalecidos, la próxima vez que tengas relaciones sexuales, al momento de la penetración colócate encima de él, y con la vagina aprieta el pene durante dos o tres segundos y suéltalo.

Al hacerlo, podrás sentir ese nuevo placer y sabrás si quieres continuar succionando el pene por más tiempo.

4 – Técnica “punta, mitad y fondo”

Esta técnica consiste en que una vez que se haya succionado el pene con la vagina, ahora se deberá hacer desde la cabeza hasta la base. Si bien, existen distintas formas del pene, para que resulte una experiencia placentera, primero se deberá succionar el glande, después de unos minutos, introducir la mitad del pene y finalizar hasta sentir la base.

La respiración es importante para que ambos estén cómodos y relajados. Una vez que el pene es introducido por completo en la vagina, las contracciones musculares podrán ser cada vez más rápidas y constantes.

Beso de Singapur
Beso de Singapur

Estos son algunos consejos que puedes realizar para disfrutar de un excitante Beso de Singapur. Recuerda que la comunicación es importante en las relaciones personales, así que, si lo quieres intentar, comparte esta información con tu compañero para que ambos tengan en mente lo que se debe hacer.

También te puede interesar:

Descubre qué es el sexo eficiente y comprueba si lo has tenido

¿Cuáles son los beneficios de tener sexo todos los días?

VIBEtv