Autoexploración de senos paso a paso

La autoexploración puede ser tu principal aliada contra el cáncer de mama

27
prevención de cáncer de mama
prevención de cáncer de mama

El 19 de octubre de cada año se conmemora el Día Internacional de lucha contra el Cáncer de mama. La importancia de la detección temprana es el principal objetivo de conmemorar este día, ya que un diagnóstico oportuno hace la gran diferencia entre la supervivencia y un desenlace fatal.

El cáncer de mama representa la primera causa de muerte en la población femenina a nivel mundial. En México, es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de 25 años y más.

La autoexploración es una herramienta clave, a partir de los 20 años es necesario que las mujeres la realicen de forma regular para detectar el posible cáncer en una etapa temprana, que podría tratarse con mejores resultados.

Si bien no todos los casos de cáncer pueden detectarse de esta forma, es un paso importante que se debe realizar. Es importante recordar que los pechos albergan las glándulas mamarias que tienen pequeñas bolitas de forma natural, por lo que se debe tener cuidado y diferenciar entre un bulto o una parte de la glándula.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

¿Cómo realizar una autoexploración de senos paso a paso?

Observa: frente al espejo, busca cambios en la forma, tamaño o superficie de la piel; especialmente hundimientos, inflación, enrojecimiento o ulceraciones.

Comienza desde arriba palpando alrededor de la mama y luego en la parte del centro. Posteriormente, revisa toda la axila y al final aprieta el pezón para ver si hay salida anormal de líquido. Explora el otro pecho de la misma manera.

Autoexploración de senos
Autoexploración de senos

Este procedimiento deberás hacerlo con los brazos a los lados, las manos detrás de la cabeza, los codos y hombros ligeramente hacia adelante y con las manos en la cintura.

Toca: frente al espejo o durante el baño, busca bolitas, zonas dolorosas, abultamientos o consistencia diferente al resto de la mama. Este procedimiento deberás hacerlo de la siguiente manera:

  • De pie: la mano derecha en la nuca, con la izquierda toca el pecho derecho. Comienza desde arriba palpando alrededor de la mama y luego en la parte del centro. Posteriormente, revisa toda la axila y al final aprieta el pezón para ver si hay salida anormal de líquido. Explora el otro pecho de la misma manera.
  • Acostada: con una almohada pequeña o toalla enrollada debajo del hombro derecho, pon la mano derecha en la nuca, con la mano izquierda revisa el pecho derecho, palpa de la misma manera que lo hiciste estando de pie. Haz lo mismo para explorar el seno izquierdo.

Realizar la autoexploración es importante, además existen particularidades en cada mujer, por lo que es bueno que conozcas bien la forma, textura y color de tus senos y pezones, esto te ayudará a detectar rápidamente cualquier cambio.

Además de la autoexploración, recuerda realizarte una mastografía cada año a partir de los 40 y desde los 30 si es que tienes antecedentes familiares de cáncer de mama.

Te puede interesar:

Menopausia, los mayores mitos de esta etapa

Tipos de cáncer de mama más comunes y qué hacer si detectas algún síntoma

 

VIBEtv