Las 5 mejores posiciones para la lactancia materna

Gracias a la lactancia materna genera los mejores nutrientes que los bebés necesitan.

14
Lactancia materna
Foto: Pexels

La lactancia materna es la mejor alternativa de alimentación para los bebés, ya que a través de la leche producida por las madres se obtienen todos los nutrientes que los pequeños necesitan para su desarrollo. Es por esta razón que, del 1 al 7 de agosto se celebra a nivel mundial la semana de la lactancia materna, con el propósito de reconocer su importancia, así como promover esta práctica.

En ocasiones dar pecho a un bebé puede complicarse, ya sea porque no se “pega al pezón”, o bien, por tener una postura poco favorable, por ello, en VibeTV queremos compartirte las mejores posiciones para que puedas amamantar bien a tu hijo (a) durante esta bonita etapa. Verás que todo es cuestión de paciencia y ver cuál es la manera de acomodarse para que la lactancia materna no sea un problema.

5 posturas para la lactancia materna

Antes de comenzar con este listado es importante que sepas que existen muchas formas de amamantar y, en ocasiones tienes que probar varias de ellas para conseguir alimentar bien a tu bebé, así que, no desesperes, esto es parte del proceso para descubrir y conectar con tu pequeño (a).

Lactancia materna en posición acostada

Esta es una de las primeras posiciones que se recomiendan después del parto, ya que tanto el bebé como tú están cansados, entonces no tienes que sostenerte y hacer fuerza sentándote. Simplemente debes recargarte en almohadones y colocar a tu bebé acostado de forma horizontal. Te sugerimos probar esta posición cuando el pequeño no le gusta que le toquen la cabeza, también si tus pechos son muy grandes y que el suministro de leche sea excesivo.

lactancia materna posturas vibetv 18 agosto 2022 Las 5 mejores posiciones para la lactancia materna
Foto: Pexels

Posición pelota de Rugby

Para hacer esta postura, el bebé debe sostenerse de lado y apoyado por un solo brazo, como si llevara una pelota de rugby o futbol americano. Las ventajas de esta maneta de amamantar son diversas, por ejemplo:

  • Sostienes firmemente al bebé por lo que se siente muy seguro.
  • No causa dolor para las madres que tienen parto por cesárea.
  • Perfecta para las madres con pechos grandes.
  • Si se tienen gemelos, ambos podrán gozar de la leche materna al mismo tiempo.

Posición Caballito

En esta postura, la madre debe sentarse y colocar al bebé frente a ella, sentado como si estuviera montando un caballito, o sea, con las piernas abiertas y colgando en los costados de la madre. Se recomienda para niños más grandes de los 4 meses para que puedan ir sosteniéndose poco a poco. El caballito es ideal si tu bebé padece de reflujo gástrico, alguna infección en el oído, padecimientos como anquiloglosia o un tono muscular reducido.

Posición acostada de lado

Ambos, madre y bebé, se acuestan de lado y es ideal para momentos de descanso, por ejemplo, durante la noche. También si la madre tiene malestar por el parto o la cesárea.

Posición loba o a cuatro patas

Esta es la posición menos cómoda para la madre, pero que puede ayudar mucho si hay problemas como mastitis, o bien, cuando hay obstrucción de los conductos lácteos. El Bebé debe quedar acostado boca arriba, mientras la madre se pone arriba, sin aplastarlo, sólo acercando el pezón a la boca del nene. Para que no te sea complicado puedes colocar almohadas para recargar tus codos y manos, también hacer lo mismo por la espalda del bebé, así se elevará más hacia ti y no tendrás que agacharte tanto.

Insistimos en que no desesperes durante el proceso y que pruebes cada una de estas posiciones para que sepas cuál es la que mejor les acomoda a ti y a tu bebé.

Te puede interesar: 

¿Qué es la lactancia materna diferida y cómo se practica?

5 famosas que están a favor de la lactancia materna en público

VIBEtv