En este Día de la Dona, te decimos ¡5 razones para comerlas!

Y también, te decimos 5 razones por las cuales debes de moderar su consumo. En este Día de la Dona...

25
Día de la Dona
Día de la Dona

Las donas, esas delicias dulces y esponjosas con un agujero en el centro, son un clásico que ha conquistado paladares alrededor del mundo. Cada 7 de junio se celebra el Día de la Dona, una fecha para disfrutarlas sin culpa y reconocer su papel en la cultura gastronómica.

Sin embargo, como cualquier alimento, las donas deben consumirse con moderación para mantener una dieta saludable.

Y justo para que sí las disfrutes manteniendo el equilibrio, aquí te presentamos 5 razones para incluirlas en tu dieta y 5 razones para moderar su consumo.

Día de las donas
Día de las donas

5 Razones para disfrutar las donas:

  • Fuente de energía:

De acuerdo con Harvard School of Public Health, las donas son una buena fuente de carbohidratos, que proporcionan energía al cuerpo.

Un par de donas pueden ser un buen desayuno o snack antes de realizar actividad física.

  • Ricas en fibra:

Algunas donas, especialmente las elaboradas con granos integrales, pueden ser una fuente de fibra dietética, la cual ayuda a regular el sistema digestivo y promueve la sensación de saciedad.

  • Aportan vitaminas y minerales:

Las donas pueden contener vitaminas y minerales esenciales para el organismo, como vitamina B12, hierro y calcio, dependiendo de sus ingredientes.

  • Versatilidad:

Las donas se pueden disfrutar de diferentes maneras, solas, glaseadas, rellenas, con toppings, etc., lo que las convierte en una opción versátil para satisfacer diferentes gustos.

  • Placer sensorial:

El sabor dulce y la textura esponjosa de las donas pueden proporcionar placer sensorial y contribuir a la felicidad y el bienestar emocional.

 

5 Razones para moderar el consumo de donas:

  • Alto contenido de azúcar:

Las donas generalmente son ricas en azúcar, lo que puede contribuir a un aumento de peso, caries dentales y otros problemas de salud si se consumen en exceso.

  • Grasas saturadas:

Según The American Heart Association, algunas donas, especialmente las elaboradas con grasas animales, pueden ser altas en grasas saturadas, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

  • Calorías:

Las donas son un alimento calórico, por lo que su consumo excesivo puede desequilibrar la dieta y dificultar el control de peso.

  • Falta de nutrientes esenciales:

Las donas generalmente no son una fuente importante de proteínas, vitaminas y minerales esenciales, por lo que deben complementarse con otros alimentos nutritivos en la dieta.

  • Posibles ingredientes artificiales:

Algunas donas pueden contener ingredientes artificiales, como colorantes, saborizantes y conservadores, que pueden tener efectos negativos en la salud a largo plazo.

 

Las donas pueden ser un alimento delicioso y parte de una dieta saludable si se consumen con moderación y se eligen opciones bajas en azúcar, grasas saturadas y con ingredientes naturales.

Disfruta del Día de la Dona con responsabilidad y recuerda que una dieta balanceada y un estilo de vida saludable son la clave para un bienestar general.