Leche frita, el postre para disfrutar en Semana Santa

La leche frita es un delicioso postre de origen español

26
Receta de leche frita
Foto: Instagram/@latoneira

El popular postre llamado leche frita es uno de los postres más tradicionales de la gastronomía española, y generalmente, se prepara durante la época de Cuaresma, aunque claro, también puede hacerse en otras ocasiones.

La leche frita es un dulce de textura blanda muy similar a una croqueta, tanto por su preparación como por su aspecto y su cremosidad. En los restaurantes se sirve acompañado de mousse, salsa de frutas, crema de vainilla entre otros complementos.

Si bien es cierto que la leche frita es una receta deliciosa, también es bastante laboriosa, y es por esta razón, que cada vez menos personas se animan a hacerla.

El origen de la receta de la leche frita, al igual que sucede con muchos otros de los platillos más emblemáticos de la gastronomía española, es árabe. No obstante, los cristianos la acogieron como suya y, a partir de ese momento, es considerado uno de los postres más tradicionales para disfrutar en Semana Santa.

La leche frita pertenece al grupo de los postres fritos, cuyas características distintivas son su modo de preparación y que se consumen calientes o tibios.

Dicho esto, ahora es de que sepas cuál es el modo de preparación del postre español leche frita.

Receta de leche frita

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 120 g de azúcar
  • 120 g de maicena
  • 1 piel de limón
  • 1 piel de naranja
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 ramita de canela
  • 3 huevos
  • 50 g de harina
  • Aceite para freír
  • Azúcar para espolvorear

Procedimiento:

Paso 1: Con la ayuda de un pelador, corta unas cáscaras de naranja y de limón.

Paso 2: Luego, aparta aproximadamente un vaso de la leche y reserva. Vierte el resto de la leche en una olla. Añade las pieles de limón y naranja, la ramita de canela, y el azúcar. Lleva la olla al fuego. Cuando veas que la leche empieza a hervir baja el fuego y deja el cazo en el fuego 10 minutos para que la leche tome todos los sabores. Deja que hierva muy despacito. Pasados 10 minutos, retírala del fuego.

Paso 3: Ahora, añade la maicena a la leche que habías reservado y mezcla hasta que quede bien disuelta. Después incorpora la vainilla.

Paso 4: Cuela toda la leche frita en una cazuela a parte y añade la leche en la que has disuelto la maicena. Mézclalas bien y luego pon nuevamente al fuego para que espese sin dejar de remover. Cuando hayas obtenido una textura muy cremosa, retira de fuego.

Paso 5: Vierte la mezcla en una bandeja de plástico para que se enfríe y cúbrela con un plástico de cocina para evitar que se haga costra. Deja que se enfríe por completo. Primero a temperatura ambiente y, después, en el refrigerador durante toda la noche.

Paso 6: Ahora, corta con un cuchillo las porciones en el tamaño que prefieras y, con mucho cuidado, ve sacándolas de la bandeja.

Paso 7: Empanizar la leche frita. Prepara un plato con harina y otro con huevos batidos.

Paso 8: Fríe la leche frita. Calienta abundante aceite en una sartén. Pasa los trozos de leche frita primero por harina, y luego por huevo batido. Deja la leche frita en la sartén cuando el aceite esté bien caliente. Ve dándoles la vuelta hasta que se dore por todas las caras, retíralas y colócalas en un plato con papel absorbente.

Paso 9: Justo antes de servir, retira el exceso de aceite con una servilleta y pasa cada porción por el azúcar, o bien, espolvorea los trozos de leche frita.

¿Cuándo prepararás esta exquisita receta?

También te puede interesar: 

Receta para preparar exquisitas enchiladas suizas rojas

¿Sabes si estás comprando canela cassia o ceilán? Te decimos cómo identificarlas

VIBEtv