¿Cómo hacer que tus frutas y verduras no maduren tan rápido?

Los plátanos se vuelven negros, los duraznos se aguadan y los aguacates ya no dan ganas de comerlo. Aquí te diremos como retrasar la madurez de las frutas.

187
Frutas y verduras
Foto: Unsplash

El primer reflejo que tenemos después de hacer las compras: sacar y clasificar las frutas y verduras según el tipo de cada una de ellas porque no todas se almacenan en el mismo lugar. Muchas veces compramos para consumir durante varios días, pero esto puede ser contraproducente ya que el tiempo juega en nuestra contra. Algunas frutas y verduras en menos de dos días ya están maduras y después de este tiempo ya no son posibles de ingerir.

eee

Los 12 consejos que debes conocer para conservar mejor tus frutas

  1. A los jitomates, contrariamente a la creencia popular, no se ponen en el refrigerador. Con el frío, pierden el sabor. Para mantenerlos mejor a temperatura ambiente, colócalos en un recipiente forrado con papel toalla, con el tallo hacia arriba.
  2. Para revivir una lechuga marchita y amarilla que está en el refrigerador, pela las hojas y déjalas remojar durante unos 30 minutos en agua helada. Otro consejo, para extender su vida útil, coloca algunas toallas de papel o un paño de cocina en el fondo del cajón para verduras, ya que absorberá la humedad.
  3. Envuelve los tallos de los plátanos con un film transparente y mantén los plátanos de 4 a 5 días. Otra cosa que es importante saber, no despegues los plátanos del tallo común porque este gesto acelera su maduración.
  4. Enjuaga los frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos, grosellas) con agua con vinagre y sécalos bien antes de colocarlos en el refrigerador. El vinagre limitará la aparición de moho.
  5. Coloca las cebollas en pantimedias viejas y cuélgalas en un armario oscuro. Con este truco, las cebollas se pueden almacenar hasta por ocho meses. Para hacer esta divertida guirnalda, toma unas pantimedias (preferiblemente viejas), desliza una primera cebolla y luego haz un nudo arriba. Repetir la operación tantas veces como sea necesario.
  6. Desliza una manzana entre tus papas. ¿Por qué? Simplemente porque la manzana produce etileno, un gas que permitirá que las patatas se conserven un poco más.
  7. Envuelva el apio (rama) en papel de aluminio. A diferencia del plástico, el aluminio permite que pase el gas liberado por el apio, que es responsable de su moldeado temprano.
  8. Coloca un tapón de corcho cortado por la mitad en la canasta de frutas. El truco consiste en que el corcho absorbe la humedad y mantendrá a raya a los mosquitos.
  9. Separa las manzanas, las papas y las cebollas de los demás ya que producen un gas que oxida prematuramente otras frutas y verduras.
  10. Guarda los champiñones en una bolsa de papel. A diferencia del plástico, el papel absorberá la humedad que provoca la formación de flemas, o puede envuélvelo en una pequeña toalla de papel.
  11. Guarda las hierbas aromáticas (albahaca, cilantro, cebollino, menta) en un vaso con agua, como si se tratara de un ramo de flores.
  12. Coloca las cabezas de las manzanas hacia abajo y las de las peras hacia arriba.

También te puede interesar:

¿Por qué es mejor comer frutas que tomar su jugo? Esto dice la UNAM

6 alimentos que debes de comer para desintoxicar tus riñones

VIBEtv