¿Unos buñuelos para el susto? Sigue la misma receta de Tiana de “La princesa y el sapo”

Tiana es una de las princesas de Disney que a través de su talento culinario, pretende cumplir sus sueños.

211
Buñuelos de Tiana y la Princesa y el Sapo
Foto: @princesayelsapocineclub / Instagram

Cocinar es una actividad capaz de desconectarte de todo a tu alrededor, pero a la vez te permite explotar tu creatividad. Todas recordamos a Tiana, de la cinta de Disney “La princesa y el sapo”.

Una joven de los años 20 que vive en Nueva Orleans y se gana la vida trabajando como mesera en varios restaurantes: todo esto para cumplir su sueño y el de su padre fallecido de tener su propio negocio.

eee

Si bien, el filme nos da un vistazo de cómo era la vida en aquel entonces para las familias negras y las pocas oportunidades que se les ofrecía, pero también su gran talento para crear banquetes culinarios con elementos muy básicos, mismos que disfrutaban compartir entre los miembros de su comunidad.

Uno de los momentos más agradables de la cinta es cuando Tiana cocina uno deliciosos buñuelos, los cuales no te dejan saber qué es lo que más se antoja, si su exterior crujiente o el delicioso y dulce espolvoreado. Así que, aquí tenemos la receta original de la princesa y que podrás realizar para consentir a los tuyos.

Buñuelos de “La Princesa y el sapo”

Ingredientes:

  • 550 gr de harina
  • 30 gr de mantequilla blanda
  • 1 paquete de levadura seca
  • 1 huevo
  • 60 gr de azúcar
  • 500 gr azúcar glas
  • 1 vaso de leche
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de girasol para freír

Procedimiento:

  • Paso 1: En un bol tamiza la harina y añade la levadura. Mezcla y luego agregar la sal y el azúcar.
  • Paso 2: Cava un pozo en el centro de la masa y rompe el huevo allí, luego verte la leche. Poco a poco lleva la harina al centro y amasa hasta obtener una masa pegajosa.
  • Paso 3: Continúa amasando sobre una superficie de trabajo enharinada, hasta obtener una bola.
  • Paso 4: Agrega poco a poco la mantequilla ablandada y cortada. Amasa durante 10 minutos, hasta obtener una bola suave y homogénea.
  • Paso 5: Devuelve la bola al bol, tapa y deja reposar durante 2 horas. A continuación, dobla la masa que ha subido y déjala reposar durante 1 hora más en el frigorífico.
  • Paso 6: Calienta un poco de aceite en una sartén de lados altos. Mientras tanto, extiende la masa sobre una superficie de trabajo enharinada, hasta que tengas unos 5 mm de grosor. Corta cuadrados de 5 cm.
  • Paso 7: Sumerge los trozos de masa en el aceite. Fríe durante unos 2 minutos antes de darles la vuelta. Están listos cuando están inflados y dorados.
  • Paso 8: Ponlos sobre un plato cubierto con papel absorbente y cuando les hayas quitado el exceso de aceite, espolvoréalos con azúcar glas.

Puedes acompañarlos con una deliciosa taza de café, leche sola o una malteada de tu sabor preferido.

También te puede interesar:

“Welcome Home”: recrea el pastel de Coraline

¿Se te antoja un atole? Prepara uno de maíz azul

VIBEtv