Seis mitos que existen sobre las dietas veganas

Si has decidido cambiarte a una dieta vegana, seguramente te vas a encontrar con muchas personas que se opondrán a tu nuevo estilo de vida.

75
Platillo típico de dietas veganas
Foto: Pexels

Una alimentación a base de plantas y productos cero por ciento de origen animal, podría hacer dudar a cualquiera, sobre todo porque hemos crecido con la idea de que tomar leche o consumir carne es esencial para nuestro cuerpo. A raíz de esto, muchos mitos han rodeado a las dietas veganas, atormentando a quienes han decidido hacer un cambio en su estilo de alimentación.

Las personas no siempre responden bien al cambio, incluso cuando uno de nuestros convivientes cambia su dieta. Puedes sentir la mirada de desaprobación de los demás cuando no comes lo mismo que ellos. Todo lo que tienes que hacer es mencionar tu determinación de continuar con esa dieta y si aún tienes algunas dudas, aquí te desmentimos algunos mitos que se dicen sobre las dietas veganas:

Tu cuerpo no puede vivir sin carne o productos lácteos

El hecho de que puedas comer carne no significa necesariamente que tengas que hacerlo. Cada tipo de dieta tiene sus ventajas e inconvenientes. Todo es cuestión de equilibrio. Un estudio realizado en Italia concluyó que los veganos y vegetarianos muestran un riesgo muy reducido de cardiopatía isquémica y cáncer total, lo cual es una muy buena señal.

No podrás hacer ejercicio

La gente asocia las dietas sin carne con la debilidad física, creyendo erróneamente que la fuerza proviene de la carne. El exjugador de hockey, Georges Laraque y la leyenda del tenis, Martina Navratilova son sólo dos ejemplos de atletas de élite que están en su apogeo cuando se abstienen de comer carne.

Los atletas necesitan aprovechar al máximo el “combustible” de sus alimentos y, en este sentido, las dietas sin carne anteponen la calidad a la cantidad.

El veganismo no es para las mujeres embarazadas

Muchas personas siguen creyendo que la fuerza de la madre y el crecimiento de su bebé dependen del consumo de carne o productos de origen animal. Lo esencial para llevar un embarazo sano es tener precaución con el hierro y la vitamina B12; no obstante, puede haber deficiencias en cualquier dieta (no sólo en las dietas veganas) y la mayoría de las vitaminas prenatales las satisfacen.

Deficiencia de proteínas, vitamina B12, hierro y calcio

Los mitos que rodean a las proteínas son abundantes. Seguir una dieta perfectamente equilibrada requiere cuidado y planificación. No podemos comer lo mismo todos los días, incluso los que han sido llamados como alimentos “súper sanos”. Algunos pescados no contienen omega 3 y los alimentos de origen vegetal están cargados de B12, como la levadura nutricional.

Gastas más

Una gran cantidad de recursos (incluidos el blogs veganos y canales que puedes encontrar en YouTube) ofrecen comidas y dietas veganas nutritivas bastante económicas por porción.

Casi no hay opciones de comida

Las formas creativas de comer sin carne están en todas partes y las redes sociales abundan. Impresionantemente, casi todos los platillos que conocemos, también se pueden modificar para las personas veganas o vegetarianas, sólo se trata de poner a trabajar a nuestra creatividad culinaria.

También te puede interesar:

Receta de queso de papa, una alternativa a los lácteos

¿Buscas una botana distinta? Prepara estas papas con chile de árbol

VIBEtv