¿Son de pollo? Profeco revela de qué están hechos los cubitos de consomé

Sal, glutamato monosódico y grasas son algunos de los componentes que tiene este sazonador

157
¿Son de pollo? Profeco revela de qué están hechos los cubitos de consomé
Karolina Grabowska en Pexels

¿Te has preguntado de qué está compuesto ese cubito de consomé de pollo que usas para condimentar tus alimentos? Es probable que después de leer esto decidas reducir su consumo, ya que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer que, por su composición, estos sazonadores no tienen un aporte significativo de nutrientes.

La dependencia informó que estos cubitos comúnmente utilizados en México, están regidos por la Norma Mexicana NMX-F-603- NORMEX-2003, Alimentos-Caldo y consomé de ave, res, tomate y ave, camarón y de otras denominaciones en presentaciones de granulado, polvo, tabletas o cubos.

Sal, grasas saturadas y proteínas vegetales

El Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor realizó en 2017 el último análisis sobre estos productos, en el cual se descubrió que los cubos de caldo de pollo tienen como primer ingrediente sal y que, dependiendo de la marca, el consumo en 250 ml de caldo preparado varía de 1.36 a 3.43 g.

En lo referente a las grasas saturadas contienen de 0.03 a 0.80 g por 250 ml de producto preparado, dependiendo de la marca. Profeco resaltó que este tipo de condimento está compuesto por bajos nutrientes, ya que en 250 ml de producto preparado proporcionan de 0.19 a 0.69 g de proteínas y de 0.16 a 0.55 g de grasa, que no son totalmente de origen cárnico, ya que también se adicionan proteínas y grasas vegetales.

Te puede interesar: ¿Por qué las papas fritas son tan adictivas?

¿Qué debe contener un cubo de caldo de pollo?

De acuerdo con la norma establecida, los cubos de caldo de pollo deben contener:

  • 6 por ciento mínimo de proteína total
  • 50 mg/l de nitrógeno proveniente de la carne, es la forma de medir la proteína cárnica presente, por estar conformada por nitrógeno
  • Por lo menos 400 mg/l de grasa de ave, pudiendo estar adicionado también con otras grasas diferentes al ave de que se trate
  • El consomé debe contener un mínimo de 800 mg/l de grasa de ave en producto reconstituido
  • Además, un mínimo de 7.4 por ciento de proteína total en el producto deshidratado
  • 100 mg/l de carne deshidratada en consomé reconstituido, lo cual significa un contenido menor que el exigido para los caldos

Te puede interesar: Por qué NO debes de reusar envases de yogurt ni bolsas herméticas

 

 

VIBEtv