5 reglas de oro del método ‘plato saludable’

Conoce las recomendaciones básicas de esta disciplina para llevar una dieta equilibrada

82
Plato saludable, el método que te ayudará a llevar una dieta equilibrada
Ella Olsson en Pexels

¿Conoces en qué consiste el método ‘plato saludable’? De acuerdo con la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard (Massachusetts, Estados Unidos), se basa en dividir mentalmente el plato de comida en diversas fracciones, para que te puedas hacer una idea de la cantidad de alimentos que debes comer y que sepas cómo mezclarlos.

Seguir este método es una forma muy efectiva de cuidar tu salud, de entender las proporciones recomendadas y, sobre todo, de comprender que en cada comida debes de emplear variedad de alimentos. Es importante que sepas que no siempre podrás incluir todos los elementos de la comida en un mismo plato, por ejemplo, si comes una sopa, debes consumir alimentos adicionales a este platillo.

5 reglas de oro del método ‘plato saludable’

1. Medio plato para frutas y verduras

De acuerdo con especialistas en nutrición de la Universidad de Harvard, las frutas y verduras deben ser la base de tu dieta y, por lo tanto, los alimentos que más espacio ocupen en tu plato. De hecho, lo ideal es que casi las tres cuartas partes de este medio plato correspondan a verduras y el otro cuarto a frutas. Recuerda que no se trata de comer sólo lechuga y un plátano, sino de dar un poco de color a tu plato combinando frutas y verduras. Cuanto más variado y colorido sea tu plato, más nutrientes obtendrás.

2. ¿Cereales? Sí, pero integrales

Si te preguntaste, ¿qué tipo de alimento ocupará el otro cuarto de mi plato? La respuesta es “granos integrales”, es decir, que agregues alimentos como el arroz, el pan y otros cereales, que siguen siendo una parte fundamental de tu dieta. Especialistas sugieren que los consumas en su versión integral, evitando el arroz blanco, trigo no integral y otros cereales no refinados, que son hidratos de carbono menos recomendables.

3. Proteínas saludables

¿Qué hay del último cuarto de tu plato? Deberás destinarlo a las proteínas saludables, reduciendo grasas saturadas, carnes rojas y procesadas como embutidos. Son más recomendables el pescado y las aves. ¡Por cierto! No olvides que las legumbres también son una gran fuente de proteínas y que lo ideal es que las incluyas a menudo en esta categoría. Puedes crear combinaciones, por ejemplo, un plato de lentejas con mucha verdura y un poco de arroz integral o, también, realizar esta misma combinación con una ensalada, a la que también puedes añadir algo de fruta.

4. ¡No olvides beber agua!

Recuerda que con cada plato de comida debes incluir un vaso de bebida. Además, es necesario que bebas al menos ocho vasos de agua cada día. ¡Ojo! Las bebidas azucaradas y los refrescos no sustituyen al agua natural. De igual manera no es aconsejable tomar más de un vaso de jugo (sin azúcar añadido) al día y no excederte en el consumo de leche.

5. Elige aceites vegetales

Ya sea para cocinar o condimentar, escoge de preferencia aceites vegetales como el de oliva, y evita los aceites parcialmente hidrogenados, que contienen grasas poco saludables.

Te puede interesar: Esta es la dieta de JLo según su chef personal

Con información de Fundación Eroski

 

 

VIBEtv