Cuatro secretos del tequila para dar el grito a todo pulmón

Sigue las recomendaciones para saber las características que te ayudan a reconocer que se trata de un destilado 100% mexicano

44
Secretos del tequila
Casa Orendain

Para identificar que en verdad estamos degustando un buen tequila, hay que poner en práctica nuestra experiencia sensorial, que nos brinda la oportunidad de calificar desde el aroma, color, cuerpo y por supuesto el sabor. Detalles que son esenciales en la elección de lo mejor al paladar.

En el universo del tequila existen diferentes clasificaciones y versiones: añejo, reposado, joven, blanco y las reservas especiales. Además encontramos diferentes procesos de elaboración, que si eres amante de este néctar, es necesario que también formen parte de tu cultura, porque al final repercuten en la calidad, notas y esencia del producto.

Justamente su contenido alcohólico procede de la destilación del jugo fermentado que se obtiene del corazón del agave azul, es lo que lo posiciona como una bebida espirituosa. Así que debes saber que para ser considerado auténtico tequila, es porque se elabora con el 100 o al 51% de esta planta y el resto de azúcares.

Un sorbo de tequila

Ya que tienes registrado lo anterior, don Alfonso Orendain, de Casa Orendain, una delas mayores firmas de tequila en México, nos platica que para degustar de uno bueno se requiere de “una metodología sensorial”; solo hay que disfrutar de su esencia y apreciar sus sabores y olores. Pero también consumirlo correctamente, influye demasiado.

“La forma de beberlo es a través de una copa de cristal Riedel, y no en el tradicional caballito; claro que nos encanta el caballito, pero sólo a través de la copa se puede visualizar la textura y se pueden percibir mejor los aromas que desprende esta bebida”, explica el experto tequilero.

Don Alfonso comparte que existen alrededor de 50 aromas distintos que se perciben en el tequila, entre estos destacan los florales como azahares o rosas; especias de anís, pimienta, clavo o canela; también están los frutales, por ejemplo que detonan a plátano, aceituna, almendras, cereza, pera, manzana, limón o toronja. Otros son los herbales que nos recuerdan al té de limón, alcachofa, hierbabuena o menta.

El especialista comenta que es importante adentrarnos en los colores del tequila, que nos permite interpretar si ha sido reposado en barricas de madera y el tiempo que lleva. Así como al cuerpo, que se define por la presencia de aceites en la bebida, como producto de la fermentación y la destilación.

“Un elemento muy importante a tomar en cuenta al momento de catar un tequila es la maduración, es decir, cuando los tequilas son reposados o añejados en barricas de roble francesas o americanas. Entre más tiempo este añejado, el resultado será de un color más oscuro y un sabor a madera más penetrante. Todo es cuestión de gustos”, asegura el experto.

Tips para desarrollar el proceso sensorial del tequila

Aroma: colocar la nariz en el centro de la copa, con la boca se aspira y exhala por la nariz para activar la sensibilidad del olfato, esto permite percibir mejor los componentes aromáticos del tequila.

Color: pon tu vista en la copa cristal, porque a través de éste se pueden visualizar los diferentes colores del tequila, desde cristalinos hasta el oscuro ámbar.

Cuerpo: para conocer la estructura del tequila es necesario hacer girar el líquido dentro dela copa para notar cómo van cayendo las gotas o “lágrimas” y al deslizarse se forman las “piernas”. Si tiene alto contenido de alcohol, mejores piernas o lágrimas se moldearán en el cristal.

Degustación: esta es la fase final en la que se despierta el paladar, se da un sorbo pequeño a la bebida, se pasea por la boca y luego se pasa el trago. De inmediato se exhala para percibir los aromas, texturas y sabores.

VIBEtv