¿Cómo eliminar la piel de fresa en las piernas después de afeitarse?

Es hora de sacar los trajes de baño del ropero y lucir unas piernas lisas y tersas con estos consejos que puedes aplicar después de una depilación o afeitada.

134
Rastrillo para afeitar
Foto: Pexels

El verano ha llegado y con él las vacaciones en la playa, cambiamos las zapatillas por las sandalias, los pantalones por faldas y bikinis, dejando a la vista nuestras piernas. Sin embargo, este acto puede ser torturante para muchas mujeres que lidian con la piel de fresa que son pequeños puntos oscuros que, a pesar de ser comunes, para muchas les resulta molesto y son señal de poros tapados.

Afortunadamente existen varios remedios qué hacer para eliminar estos pequeños puntos, los cuales no representan ningún peligro en la salud y se han popularizado como piel de fresa.

¿Cuál es la causa?

Estos pequeños puntos negros que cubren las piernas son simplemente poros obstruidos en la piel, como puntos negros que se pueden encontrar en la cara. Aparecen cuando los comedones de la epidermis se llenan de sebo, suciedad y bacterias. Con la oxidación del aire, adquieren un color negro y se asemejan a las pequeñas semillas que se ven en las fresas, de ahí la expresión “piel de fresa”.

¿Qué hacer para eliminarlos?

  • Frota bien

Cepillarse o frotarse la piel para secarla una vez a la semana tiene varios beneficios. Primero, desintoxica el cuerpo estimulando la circulación sanguínea mientras realiza el drenaje linfático (que también ayudará a reducir la celulitis).

Estimulamos el sistema nervioso e inmediatamente nos sentimos vigorizadas mientras exfoliamos las células muertas de la superficie de la piel. Así que frota: Te mantendrá alejada de cualquier riesgo de vellos encarnados y poros obstruidos mientras estimulas la renovación celular.

  • Exfolia

Adquiere el hábito de exfoliar tu piel con regularidad, especialmente si se está afeitando. La acción del exfoliante evitará las rojeces, los vellos encarnados y el efecto de las piernas de fresa. Ármate con un guante exfoliante y un exfoliante corporal o haz una cita en un centro especializado de exfoliaciones.

  • Aféitate de forma correcta

La técnica del afeitado también tiene un papel que desempeñar. Asegúrate de que tu rasuradora o rastrillo estén limpios y en buenas condiciones. Las cuchillas gastadas pueden ser responsables de la aparición de pelos encarnados. El agua caliente deshidrata la epidermis así que en la ducha opta por agua tibia y utiliza siempre una crema o gel de afeitar para lubricar bien la piel y no hagas varias pasadas de la navaja en la misma zona: corres el riesgo de irritarte.

  • Hidrata

La piel muerta es el verdadero enemigo aquí. Si la piel carece de hidratación, lo compensarás produciendo demasiados aceites naturales. El exceso de sebo dará lugar a granos, vellos encarnados y poros obstruidos. Tomarte 10 minutos para hidratar bien tu cuerpo antes de acostarte, realmente vale la pena.

También te puede interesar:

Exfolia tus labios con ingredientes naturales

3 hábitos ha seguir para lograr una piel sana y tersa

4 buenas prácticas para cuidar tu piel del sol sin usar bloqueador

5 cortes de cabello que serán tendencia en los próximos meses

VIBEtv