4 buenas prácticas para cuidar tu piel del sol sin usar bloqueador

Para que el sol no se convierta en enemigo de tu salud, debes proteger tu piel antes de cualquier exposición.

118
Protección solar sin bloqueador
Foto: Pexels

Es bien sabido que los rayos del sol a ciertas horas del día son dañinos para nuestra piel, de hecho no importa si se trata de pieles blancas u oscuras, todos debemos de tener cuidados para evitar manchas, irritaciones o en el peor de los casos, un cáncer de piel. Aunque también debemos de tomar en cuenta que no todos somos fanáticos de ponernos protector solar en nuestro rostro por la consistencia y la coloración de estos.

Así que hay buenas noticias para aquellos que se han declarado en contra de los bloqueadores, y es que existen otras maneras de evitar que el sol esté en contacto directo con nosotros y así, cuidarla de la mejor manera. Sigue las siguientes recomendaciones para proteger de tu órgano más grande.

Evita la exposición a las horas máximas del sol

Una de las primeras recomendaciones que son de oro, es no exponernos al sol cuando éste se encuentre en el momento con más resplandor. Esto se puede suscitar entre las 12:00 horas y las 16:00 horas, pero es importante saber que dependiendo del lugar donde vivimos este horario puede variar.

Usa gorros, gafas con filtro y ropa de manga larga

No todas las prendas protegen con la misma eficacia: variación según la naturaleza del tejido. Los fabricantes han desarrollado prendas específicas anti-UV utilizando diferentes técnicas: fibras muy ajustadas o tejidos impregnados con filtros solares. El negro es más protector que el blanco. La protección disminuye con la humedad.

Hidrata tu piel

Aunque el humectante no tiene un efecto protector contra el sol, a diferencia del protector solar, puede, en cierto modo, ayudarlo a limitar su daño. Cuanto más nuestra piel está expuesta al sol, más se deshidrata y se seca. Cuanto más se seca, más sensible es a los rayos ultravioleta. Al nutrirla con una buena crema hidratante, favoreces la reconstrucción de su película protectora y la rehidratas después de la exposición solar.

Exfolia tu epidermis

Estéticamente, la exfoliación es un paso importante antes de la exposición al sol. Esto permite eliminar la piel muerta que se acumula en la superficie de la epidermis y que puede afectar la uniformidad del bronceado.

También te puede interesar:

3 hábitos ha seguir para lograr una piel sana y tersa

5 cortes de cabello que serán tendencia en los próximos meses

VIBEtv