7 consejos para lucir unas pestañas infinitas y tupidas

Las pestañas son el marco de nuestros ojos y por esa razón, su cuidado es sumamente importante.

212
Pestañas
Foto: Pexels

Muchas mujeres piensan que tener pestañas largas y curvas se trata de la máscara de pestañas que usan. Ciertamente, el maquillaje ayuda a sublimar el estilo, pero para tener unas pestañas bonitas, antes que nada deben estar sanas. Además de dar una mirada hermosa, las pestañas sirven como un baluarte para los ojos, una doble razón para prestarles especial atención.

Sabemos lo importante que esta parte de nuestro rostro nos resulta por lo que hemos decidido revelar algunos tips que no solamente cuidarán de tu mirada, sino que también te harán presumir unos ojos deslumbrantes.

7 CONSEJOS PARA CONSEGUIR PESTAÑAS MÁS LARGAS

  • Evitar el rímel “impermeable”

Ciertamente, las máscaras resistentes al agua son muy prácticas ya que aseguran una sujeción impecable sean cuales sean las pruebas que atravesamos durante el día. Sin embargo, no dejan de tener consecuencias para la belleza de nuestras pestañas.

De hecho, su composición tiende a secar enormemente las pestañas y hacerlas muy frágiles. Además, el rímel resistente al agua es generalmente más difícil de quitar, lo que a menudo afecta las pestañas y hace que se caigan.

Por lo tanto, es recomendable tener una máscara de pestañas normal y una máscara de pestañas resistente al agua para cuando sea necesario. Se recomienda usar este último sólo en la playa o piscina.

  • Desmaquillar los ojos todas las noches sin excepción

Una regla de oro: nunca duermas con rímel (o maquillaje en general). Los productos de maquillaje evitan que las pestañas respiren y dificultan su crecimiento durante la noche.

Resultado: tus pestañas se vuelven quebradizas y se caen mucho más rápido. Además, los residuos de rímel pueden ser extremadamente dañinos para los ojos si se acumulan día tras día. En definitiva, una buena higiene desmaquillante antes de acostarse es fundamental para la salud de tus pestañas.

  • No frotar los ojos con excesiva fuerza

¿Tienes la costumbre de frotarte los ojos intensamente por la mañana para despertarte o cuando te pican los ojos? Sí, este gesto puede resultar agradable, es todo menos recomendable para tus pestañas.

De hecho, estas últimos pueden desprenderse, después de lo cual les llevará mucho tiempo volver a crecer. Si te pica mucho el ojo, masajea los párpados mientras se mantiene lo más lejos posible de las pestañas.

  • Aplicar aceites

El aceite de ricino o de almendras contiene propiedades nutritivas que pueden hacer que tus pestañas sean más largas, fuertes y densas. Elige un aceite puro prensado en frío y aplícalo con un cepillo de rímel limpio o un cepillo de cejas. Asegúrate de que el aceite no termine en tus ojos.

  • Usar suero

¿No crees en las fórmulas milagrosas? Sin embargo, los sueros para pestañas realmente marcan la diferencia: estimulan el crecimiento de las pestañas y aumentan su curvatura. Aplica una pequeña dosis en el borde superior e inferior de las pestañas todas las mañanas y noches durante varias semanas hasta obtener los resultados deseados.

  • Aplicar el rímel de forma correcta

La forma en que aplicas tu máscara crea un efecto diferente dependiendo de lo que quieras lograr:

  • Para alargar las pestañas: coloca el cepillo de rímel en la base de las pestañas y luego sube. Luego, comienza de nuevo en la línea de las pestañas y cepilla tus cabellos yendo de izquierda a derecha (en zig zag) hacia las puntas de las pestañas. Este método les da volumen y los separa perfectamente para un resultado más homogéneo. Efecto XXL garantizado.
  • Para rizar tus pestañas: si tienes pestañas rectas, usa un rizador de pestañas antes de aplicarte el rímel. Aprieta las pestañas en la raíz con el dispositivo durante unos segundos y luego suelta. Para un resultado más natural, opte por un rizador de pestañas con una pequeña almohadilla de goma redondeada.
  • Para dar volumen a las pestañas: coloca el cepillo de tu rímel en la base de las pestañas y ve hacia arriba realizando un movimiento rotatorio del cepillo.

No dudes en aplicar una segunda capa para un efecto más “dramático”. No obstante, ten cuidado, no esperes hasta que tu rímel se haya secado por completo para hacerlo.

  • Elige el rímel correcto para tus pestañas

Encuentra una buena máscara de pestañas que dé volumen y longitud, extienda las pestañas y no se aglutine, pero creemos que ya sabes cuál es la que mejor te ha funcionado.

También te puede interesar:

Cinco hábitos que están dañando tu piel y no lo sabías

Consigue una manicura casera perfecta con estos tips

VIBEtv