Cómo comenzar una rutina de cuidado de la piel natural: cuidado de la piel de noche

La rutina de cuidado de la piel por la noche es adecuada para todas las edades, desde los 20 años aproximadamente. Descubre cómo empezar la tuya.

189
Crema para rutina de skincare
Foto: Pexels

La rutina del cuidado de la piel es un buen hábito diario por adoptar si amas tenerla siempre linda, ya sea joven o madura. Para asegurar que nuestra piel esté limpia, renovada, hidratada y nutrida constantemente, se necesitan de fases precisas, cada una acompañada de productos específicos y naturales que son ideales para la zona del rostro.

¿Cómo hacer una rutina completa de cuidado de la piel?

Un buen día empieza por la mañana, pero algunos de estos suelen ser con mucha prisa y poco tiempo para dedicar al cuidado de la piel. Si no quieres quejarte en el espejo sobre la aparición de un grano justo en el medio de la cara que no desaparece, incluso con el corrector, ¡puedes comenzar con una rutina de cuidado de la piel por la noche! Tendrás más tiempo para dedicarle.

Pero ¿cuándo hacer el cuidado de la piel por la noche? Después de la ducha o quitando por completo el maquillaje, si es pesado, y antes de acostarte. Durante el sueño, el metabolismo celular de nuestro cuerpo elimina las toxinas acumuladas, regenera y repara los tejidos de la piel. Por tanto, es útil preparar la piel del rostro y del cuerpo antes de irse a dormir.

Sin embargo, es importante adaptar los pasos del cuidado a cada tipo de piel, que pueden ser:

  • Seco y sensible
  • Mixto o impuro
  • Graso

Paso 1: como desmaquillar y limpiar los poros

Uno de los errores más habituales es acostarse sin desmaquillarse. Incluso en el cuidado de la piel de los hombres no se debe omitir este paso, ya que esta fase tiene como objetivo no sólo eliminar el maquillaje, sino también eliminar los rastros de sebo y smog que tapan los poros de la piel durante el día:

  • Un limpiador a base de aceite → si tienes la piel seca, como la leche limpiadora.
  • Un limpiador a base de agua → si tienes la piel mixta, impura o grasa, como el agua micelar.
  • Un aceite vegetal → a elegir según el tipo de piel.

Leche limpiadora

Aprovecha la afinidad con el sebo de las sustancias lipídicas presentes en la emulsión, para disolverla junto con las demás impurezas (maquillaje, residuos de cremas, smog, polvos). Los extractos emolientes y calmantes la convierten en una excelente opción para pieles secas y sensibles.

Agua micelar

El agua micelar está compuesta por una ligera mezcla de agua y tensioactivos que forman micelas, que incorporan trazas de suciedad y maquillaje. También se puede utilizar en ausencia de tónico facial, pero después de un enjuague es necesario. Elige uno sin alcohol para pieles grasas y mixtas.

Aceite vegetal

Puede parecer extraño utilizar un aceite para desmaquillar, pero es una buena técnica porque siempre aprovecha la afinidad con el sebo de la piel. A continuación, deben retirarse si es necesario o sólo con un paño suave humedecido con agua tibia, también se puede con un detergente muy delicado, como se recomienda a continuación, según el maquillaje y el tipo de piel. Tienes varios aceites vegetales disponibles:

  • Almendra → el mejor aceite desmaquillante para pieles sensibles y secas, pero no para pieles grasas o con acné, reduce los signos de la edad.
  • Ricino → un aceite desmaquillante natural que es bueno para las pieles mixtas, porque es naturalmente astringente y, además, reduce las bolsas y las ojeras.
  • Jojoba → ideal para pieles grasas y con tendencia a padecer acné, porque es ligero y muy parecido al sebo, pero también es un aceite desmaquillante de ojos perfecto para retirar el rímel.

Paso 2: lávate la cara

Para eliminar los restos de leche limpiadora o agua micelar, células muertas e impurezas que aún quedan en el rostro, haz una buena limpieza facial con agua tibia. Luego, dale palmaditas en la cara con un paño de lino suave.

No caigas en el error de lavarte con una barra común de jabón, con un pH fuertemente alcalino. Se necesita un limpiador facial natural, que sea de un pH más parecido al de la piel, para no resecarla demasiado.

Paso 3: exfoliante facial, cuándo y cómo hacerlo

Si tiene la piel particularmente sensible, lavarse con el mejor limpiador facial puede reemplazar el exfoliante facial. De lo contrario, un simple exfoliante para hacer en casa una vez a la semana o cada 15 días, según sea necesario, es útil para eliminar las células muertas y promover la absorción de cremas, especialmente para pieles maduras. Mezclar 100 ml de aceite de almendras con 50 gr de azúcar de caña orgánica y masajear con movimientos circulares durante un minuto, luego enjuagar con agua tibia.

Paso 4: cómo rehidratar y nutrir la piel del rostro

El último paso es restaurar la hidratación del rostro. Aplicar un sérum antes de la crema, que amplifica su acción y ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel. Para una hidratación visible y un efecto antienvejecimiento, elija un suero con ácido hialurónico. Se debe dar palmaditas sobre la piel y masajear hasta que se absorba por completo.

Finalmente, el cuidado de la piel de noche implica el uso de una crema facial natural para este momento del día, que continúa la acción hidratante del sérum y nutre profundamente el rostro. Es recomendable usar una fórmula que la piel absorba rápidamente.

También te puede interesar:

“No tengo que compararme con nadie”: Romina, hija de Niurka Marcos, se deshace de sus implantes

“No me sentía bonita”: Ludwika Paleta habla sobre sus inseguridades

Fleco de cortina, lo que necesitas para realzar tu corte de cabello y belleza

VIBEtv