¿Por qué las abejas ven las flores como si fueran luz ultravioleta?

Las imágenes del fotógrafo Craig Burrows que se inspiró en la atracción y visión ultravioleta de las abejas.

937
Visión ultravioleta de las abejas
Foto: @cpburrowsphoto / Instagram

La visión de los insectos es totalmente distinta a la que tenemos los humanos sin embargo las abejas ven de una manera peculiar a las flores que parecieran de otro mundo.

Si conoces la luz ultravioleta es posible que así sea como ven las abejas el polen que resguardan las flores por lo que les parece llamativa y van directamente hacia esta sustancia natural.

Las principales razones o procesos por los que en esta realidad se da la vida es gracias a la relación que existe entre las flores y los insectos. Las flores atraen a los polinizadores, por sus olores, pero también por los colores que aseguran su reproducción, siendo las abejas uno de los insectos más importantes para este procedimiento.

El polen que existen en la corteza de las flores atrae de una manera descomunal como una luz ultravioleta a los polinizadores. Estas son algunas de las aproximaciones al modo de ver de las abejas.

Esta maravilla no es captada por los ojos de los humanos que no procesamos las frecuencias de luz como lo hacen otros animales, por ejemplo, las serpientes, que también tienen un campo de visión completamente diferente al nuestro.

Pero en un intento de simular el aspecto de las flores a través de los ojos de sus polinizadores, como las abejas, el fotógrafo Craig Burrows capturó imágenes de las flores bajo la fluorescencia de la luz ultravioleta y el resultado es simplemente espectacular.

Es decir, las abejas son ciegas para el color pero pueden percibir con toda claridad los colores ultravioletas invisibles a nuestros ojos, lo que científicamente se conoce como atractivo ultravioleta.

A principios del Siglo XX se reveló que las abejas también eran capaces de distinguir colores pero ellas ven en luz ultravioleta, con estudios de Von Frisch lo biólogos de su generación llegaron a un manifiesto en el que concluyeron que algunas flores reflejan esas longitudes de onda corta.

Y aunque las abejas y los humanos compartimos el sistema visual basado en tres colores primarios; conocido como la visión tricromática, los límites de la banda de colores y la sensibilidad son muy diferentes para las dos especies.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Leydy Pech, defensora de las abejas gana el ‘Nobel de Medioambiente’

Propóleo ayudaría a prevenir contagio de COVID-19: UNAM

5 tips para crear tu propio huerto en casa

Regalos navideños: plantas longevas como las suculentas

VIBEtv