10 tips para limpiar tus brochas de maquillaje

Sigue paso a paso esta rutina de belleza que aconseja la marca L'Oréal

71
10 tips para limpiar tus brochas de maquillaje
Ray Piedra en Pexels

¿Usas a diario brochas para maquillarte? Entonces es importante que mantengas tu herramienta de belleza en excelente estado. Lavarlas debería de ser una prioridad en tu rutina diaria, ya que las brochas acumulan suciedad y esto podría causarte irritaciones y que se tapen los poros de tu piel, ocasionándote granitos o alguna otra afección más severa. Te damos 10 tips para limpiar tus brochas de maquillaje.

¿Con qué frecuencia se deben limpiar las brochas?

De acuerdo con la empresa francesa de cosméticos y belleza L’Oréal Paris, esta es la periodicidad con la que deberías limpiar tus brochas:

  • Las que se usan para aplicar y extender la base de maquillaje líquida -aunque sea una brocha delgada y ligera-, se deben limpiar una vez a la semana.
  • Las que se emplean para aplicar el rubor o los polvos bronceadores, cada 15 días.
  • Los pinceles para sombras al menos una vez al mes.

10 tips para limpiar tus brochas de maquillaje

Sigue paso a paso esta rutina de belleza que aconseja L’Oréal y mantendrás tus brochas limpias y listas para usar cuando las necesites. Además, entre más las cuides te durarán más tiempo y en mejores condiciones. ¡Manos a la obra!

  1. Lo ideal es que laves todas tus brochas al mismo tiempo y que no dejes ninguna sin limpiar, de esta manera tendrás todas tus brochas listas para usarse cuando lo requieras.
  2. En una bandeja pequeña, pero amplia, coloca agua caliente
  3. Sumerge una por una hasta que el pelo de la brocha quede completamente húmedo
  4. Vierte una pequeña cantidad de shampoo con pH neutro en la palma de tu mano y frota cada brocha contra ella, haciendo suaves movimientos circulares
  5. Enjuaga y repite la misma operación con cada brocha hasta que el agua salga totalmente limpia

6. Elimina el exceso de agua con papel higiénico y déjala secar en horizontal sobre una superficie plana

7. Para evitar que la brocha se deforme al secarse, procura que las cerdas se queden fuera de la superficie de apoyo. Por ejemplo, puedes colocarlas en el borde de una mesa

8. Repite este proceso con todas tus brochas y las tendrás listas para cualquier ocasión

9. Si deseas limpiar tus brochas a mayor profundidad o, incluso, desinfectarlas, entonces puedes sumergir las cerdas en un poco de alcohol isopropílico antes de lavarlas.

10. También puedes dejarlas remojando en un recipiente con jabón suave -aunque es importante que cambies el agua varias veces- y, si lo deseas, puedes frotarlas con un guante exfoliante para darles una limpieza de mayor profundidad.

VIBEtv